La familia Pujol, bajo la lupa judicial. EFE

La policía sospecha que los Pujol ocultaron su fortuna en Dubái

stop

Los investigadores del caso Pujol aseguran que Emiratos Árabes tiene una "jurisdicción tradicionalmente no cooperante"

Madrid, 20 de agosto de 2019 (13:13 CET)

La presión crece sobre la familia Pujol Ferrusola en la recta final de la instrucción que investiga su fortuna "oculta". Las nuevas investigaciones del caso apuntan a que el expresidente catalán y su familia habrían podido ocultar parte de los 290 millones de euros que se cree llegaron a acumular en Dubái, que cuenta con una "jurisdicción tradicionalmente no cooperante".

Los investigadores de la UDEF lo han constatado en un informe remitido al juez del caso Pujol, José de la Mata, en el que analiza la presunta procedencia ilícita de la fortuna acumulada por la familia Pujol, que cifra en 290 millones de euros, y la operativa empleada para el blanqueo. En ese informe, desgranado por Efe, la Policía hace referencia a la hipótesis del desvío de fondos a través de inversiones en diversos países, entre los que se cree puede también figurar Dubái.

Entre los colaboradores de esa labor de blanqueo y ocultación, la UDEF destaca el papel desempeñado por el imputado Bernardo Domínguez Cereceres en esta causa, "donde se le atribuye ocultar un patrimonio sustancial atribuible a JPF" (Jordi Pujol Ferrusola). También se cita el informe "las actividades profesionales" de Andreu Garrigó y "los contactos que le facilitó con lo que parece un experto en derivar capitales e inversiones a Dubái".

Según alerta la UDEF, todo esto "parecen cuestiones dignas de tenerse en cuenta, más aún cuando es posible que también los padres de JPF hubieran utilizado sus servicios, y que a esa jurisdicción tradicionalmente no cooperante se hayan dirigido capitales".

La Policía cuantifica en este informe "los ingresos pergeñados a través de JPF en provecho del núcleo familiar Pujol Ferrusola en la cantidad de 290 millones de euros" y lo enlaza con casos de corrupción como los del 3%, el caso Palau, o el de las ITV, por el que fue condenado su hermano Oriol. Estas nuevas informaciones aparecen a falta de un mes de que venza el plazo de instrucción del juicio a la familia, aunque el proceso puede alargarse, con el objetivo de aclarar el origen de la fortuna que los Pujol ocultaron a la Hacienda española durante tres décadas.

Conductas corruptas de una "organización criminal"

La UDEF califica el funcionamiento del clan Pujol como organización criminal, al asegurar que la "vocación de permanencia en el negocio ilegal" por parte de los investigados no puede ser más clara y destaca los 23 años de permanencia en el cargo del expresidente catalán y la proyección política que le dio a su hijo Oriol Pujol, condenado por el caso de las ITV.

"A juicio de esta Instrucción Policial, las conductas que van a ser expuestas delimitan claramente que desde antaño, la familia Pujol Ferrusola habría aprovechado su posición privilegiada de ascendencia en la vida politica, social y económica catalana, en pro de acumular un patrimonio desmedido por sus miembros, directamente relacionado con percepciones económicas fruto de conductas corruptas", dice el informe.

Desde el caso Banca Catalana, de "forma sistemática se han venido observando conductas conexas con la corrupción que si bien han venido cambiando en su desarrollo táctico y operativo, todas ellas han tenido contenido patrimonial, esencial para el posterior blanqueo de capitales", concluyen los investigadores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad