Radicales independentistas tras la concentración convocada por los CDR el 17 de octubre en Barcelona. Foto: Efe

Los CDR amplían indefinidamente su "revuelta" en Barcelona

stop

Los CDR anuncian una "acampada popular indefinida" en el centro de Barcelona: "¡Hemos venido para quedarnos y pararlo todo!"

Alessandro Solís

Economía Digital

Radicales independentistas tras la concentración convocada por los CDR el 17 de octubre en Barcelona. Foto: Efe

Barcelona, 18 de octubre de 2019 (15:01 CET)

Coincidiendo con la huelga general convocada por los sindicatos independentistas este viernes, los autodenominados Comités de Defensa de la República han anunciado una "acampada popular indefinida" en el centro de Barcelona. La "revuelta popular" extendida de los manifestantes dará inicio a las 18.00 horas en el cruce de Paseo de Gracia con Gran Via, en la quinta jornada de protestas esta semana.

Tras otra seguidilla de disturbios durante la noche del jueves, los CDR han enviado un nuevo comunicado este viernes en el que condenan la violencia policial y la presencia de grupos ultra, contra los que se han enfrentado en las calles de Barcelona. "Es intolerable que ante el derecho de protesta la respuesta del Gobierno central y de su sucursal autonómica sea una represión descontrolada", dicen.

Pese a que se acumula la evidencia de que muchos manifestantes convocados por los CDR han estado detrás de varios de los disturbios y hogueras en la ciudad, el grupo independentista descentralizado insiste en culpar de los incidentes a los "tribunales y cuerpos policiales", en "contra del relato de los medios de comunicación y del Govern" de Quim Torra.

En su comunicado se prevé que los CDR planean seguir actuando de la misma forma en las próximas protestas, iniciando este viernes. "Ante la contradicción de elegir entre respuestas no violentas y autodefensa, elegimos las dos. Las protestas no violentas solo han acabado con alborotos cuando se han terminado", reza el texto.

El grupo independentista también ha rechazado el relato, compartido tanto por el Govern de Torra como por el Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez, de que hay infiltrados en las manifestaciones que buscan la provocación y que no son independentistas. Lo atribuyen a una "criminalización de las campañas de lucha" y afirman que no se trata de eso, sino de que "el pueblo catalán gana autoestima".

Así las cosas, los CDR se han ratificado en sus protestas contra la sentencia del procés, a favor de la libertad de los políticos presos y en función de la autodeterminación. Y han advertido a los Mossos d'Esquadra y a la Policía Nacional de que no son los agentes quienes deciden cuándo acaban sus manifestaciones, sino los grupos de activistas. Y han exigido que cesen las cargas y ataques.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad