Los diputados cierran la legislatura con una indemnización de 5.000 euros

stop

Este martes se disolverán las Cortes Generales pero seguirán trabajando 121 legisladores de la Diputación Permanente, que continuarán cobrando su salario

Entrada al Congreso de los Diputados.

Barcelona, 01 de mayo de 2016 (18:52 CET)

Ya nadie cree en la jugada milagrosa del último minuto, un acuerdo que salve esta breve legislatura, por lo que el martes se publicará el decreto de nuevas elecciones y se disolverán las Cortes Generales. Cuando esto suceda, quedará una especie de mini-Congreso, llamado Diputación Permanente, integrado por 60 miembros y sus suplentes, más el presidente Patxi López.

Estos 121 legisladores seguirán cobrando su sueldo y tomarán el testigo del Pleno hasta que se realicen las elecciones generales del 26 de junio, y se constituya una nueva Cámara.

Una indemnización jugosa

Los 229 legisladores que quedan afuera del Congreso pueden pedir una especie de indemnización por despido, equivalente a casi dos meses de sueldo, y que es incompatible con otros ingresos. O sea, el legislador cesante tiene 15 días para elegir qué quiere cobrar. Eso sí, este pago es independiente de si el político beneficiado luego regrese porque logra su reelección como diputado.

El salario base de un diputado se encuentra en los 2.813,87 euros por 30 días, por lo que cada legislador recibiría unos 5.000 euros por el trabajo que pierde entre la disolución y la conformación de la nueva Cámara. Este cálculo se incrementa para los diputados con cargos legislativos más importantes.

Tras las elecciones del 20 de diciembre, se acogieron a esta alternativa el 90% de los diputados que dejaban sus escaños: 222 sobre 247 legisladores.

Por ahora conservan el móvil del Congreso

La Mesa del Congreso también decidió que se permitirá a los 350 diputados mantener su 'kit tecnológico', que incluye móvil de última generación y tableta, hasta que se constituyan las nuevas Cortes y se confirme quién seguirá de escaño la próxima legislatura y quién abandona definitivamente la Cámara.

Y los que no revaliden su escaño el 26 de junio deberán devolver los aparatos o pagarlos casi a precio de mercado, pues se entiende que, con apenas cuatro meses de uso, están como nuevos.

Quiénes se quedan

En esta XI Legislatura, el reparto de la Diputación Permanente ha quedado con 21 miembros del PP, 14 del PSOE (15 con el presidente), 11 de Podemos, siete de Ciudadanos, dos de Esquerra Republicana (ERC), otros dos de Democràcia i Llibertat (DL), uno del PNV y dos del Grupo Mixto, todos con sus respectivos suplentes.

Con Patxi López como presidente, la cúpula de la Diputación quedó conformada por Celia Villalobos (PP) y Micaela Navarro (PSOE) en las vicepresidencias, y como secretarios a Alicia Sánchez Camacho (PP) e Ignacio Prendes (Ciudadanos). Podemos ha quedado fuera del reparto, pese a contar con dos de los nueve miembros de la Mesa del Congreso.

Entre los representantes del PP hay once miembros del Gobierno con escaño en el Congreso, encabezados por el presidente en funciones Mariano Rajoy, y también están los integrantes la cúpula del partido que son la vez diputados.

El PSOE, por su parte, ha incluido a su secretario general, Pedro Sánchez, así como a miembros de su Ejecutiva Federal y de la dirección del grupo parlamentario. Y también han hecho lo propio Ciudadanos, con Albert Rivera a la cabeza, y Podemos y sus confluencias a Pablo Iglesias y Xavier Domènech, entre otros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad