Los escoceses contrarios a la independencia ganan por cuatro puntos

stop

REFERÉNDUM

El líder independentista escocés, Alex Salmond./EFE/Graham Stuart

17 de septiembre de 2014 (13:15 CET)

La campaña ha llegado a su fin. Este jueves los escoceses votarán si desean o no un estado independiente del Reino Unido, y los sondeos, a 24 horas, no ofrecen un resultado rotundo. Los contrarios a la independencia ganan por cuatro puntos, pero el avance del sí en los últimos meses ha sido constante, y los expertos no se atreven a pronosticar qué ocurrirá.

El cierre de la campaña ha llegado protagonizado por el líder del SNP, el ministro principal escocés, Alex Salmond, quien ha pedido a los escoceses que asuman su responsabilidad, “con la conciencia tranquila”, sin pensar ya en los discursos del miedo, o en las valoraciones de los distintos expertos, porque, según él, “por cada experto de un lado, hay otro del otro flanco”.

Menos dudosos, y por el sí

El hecho es que en los sondeos que habían ofrecido una distancia mayor para el 'no', la distancia se acorta. La encuesta de ICM, que publica el periódico The Scotsman, asegura que el 'no' obtendría el 52%, por el 48% del sí. Pero esa diferencia era del 55% al 45% en agosto.

Existen otros sondeos. Uno de ellos, de Survation, que publica el Daily Mail, la distancia es similar, y el 'no' se impondría por el 47,7%, frente a un 44,1% del 'sí', pero ese porcentaje se ha incrementado en un 1,7%, en paralelo a una caída de los indecisos, que pasan del 9,9% al 8,3%. ¿Qué quiere decir? Que a medida que esos indecisos acaban abandonando su posición, cuando se acerca la hora de votar, se estarían inclinando por el 'sí'. La percepción, hasta ahora, era la contraria.
En otra encuesta, de Opinium, para Daily Telegraph, los favorables a seguir en el Reino Unido obtienen el 53%, un punto menos que sólo una semana antes, mientras que el sí logra el 47% un punto más.

Glasgow, la clave


Con todos estos datos, la campaña finaliza con dos actos de masas en dos puntos distintos, en Glasgow, y en Perth. El ex primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, buscará la victoria del 'no'. Glasgow es la ciudad determinante, en la que la población de origen obrero que trabajaba en la industria se ha sentido ninguneada tanto por los conservadores como por los laboristas.

Alex Salmond acabará la campaña por el 'sí' en Perth, con los voluntarios del Yes Scotland. Todos los esfuerzos están, sin embargo, realizados a la espera del resultado del jueves.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad