Donald Trump amenaza con poner aranceles a los coches europeos. / EFE

Los nuevos aranceles de Donald Trump irán directos contra Alemania y España

stop

Donald Trump anuncia desde el Air Force One que trama nuevos aranceles sobre la importación de vehículos. Es su respuesta al G7

Barcelona, 10 de junio de 2018 (11:57 CET)

Donald Trump terminó su participación en la Cumbre del G7, celebrada este fin de semana en Canadá, respetando su estilo. Se marchó antes de tiempo y ordenó a su equipo retirar el apoyo al comunicado final de la cumbre.

Cuando ya Trump iba en un vuelo a Singapur, el primer ministro canadiense Justin Trudeau manifestó que los aranceles de EEUU al aluminio y al acero eran un insulto y que tomaría represalías. Trump le respondió llamándole "deshonesto y débil".

Los comentarios los complementó con una nueva amenaza contra las importaciones de coches, alegando que los automóviles "están inundando el mercado de Estados Unidos" y señalando que estudiará los aranceles en el principal mercado para las marcas europeas.

Trump sugirió una relación comercial sin "aranceles ni barreras"

Trump reclama que el mundo se aprovecha de EEUU con políticas comerciales "ridículas e inaceptables". A comienzos de mes, el mandatario había confirmado nuevos aranceles al acero (el 25%) y al aluminio (el 10%) que afectan a la UE, a México y a Canadá.

Pero el viernes, durante la cumbre, Trump también sugirió una relación comercial sin "aranceles ni barreras" y "sin subsidios", porque "así es como debería ser", indirectamente señalando que si no es de esta manera la guerra comercial continuará su curso. De otro modo, "no comerciaremos".

"La Unión Europea es cruel con EEUU, y lo saben", agregó, y amenazó a los representantes comunitarios con más impuestos si se deciden por tomar represalías contra sus aranceles.

"Estamos dispuestos a adoptar cualquier paso que sea necesario para proteger a la industria de Estados Unidos y a sus trabajadores de prácticas comerciales extranjeras enjutas", agregó.

Alemania y España, en alerta

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ya se había manifestado sobre la posibilidad de nuevos aranceles a los coches por parte del gobierno estadounidense.

"No serían una buena noticia" para el sector, señaló la asociación en mayo. España exportó más de 36.000 vehículos a EEUU en 2017, un 1,5% de todas las exportaciones de coches producidos en fábricas nacionales, lo que trajo ingresos aproximados de 600 millones de euros.

En el caso de Alemania, según los datos de la Federación Alemana de Automovilismo (VDA), el segmento de coches de alta gama de las marcas alemanas representa el 40% del mercado de exportaciones.

El sector automovilístico representa el 10% del PIB español

Desde luego, si las marcas alemanas o incluso las francesas empiezan a vender menos coches en el extranjero, la producción de los coches que se fabrican en España se verá afectada. Por ejemplo, habría consecuencias en las plantas de RenaultCitroën en Galicia.

El sector automovilístico representa el 10% del PIB español y es una de las industrias más importantes para la economía nacional, pues es uno de los países que más manufacturan coches para las grandes marcas europeas.

A grandes rasgos, Europa exportó 1,14 millones de vehículos hacia EEUU en 2017, lo que generó ingresos de 37.400 millones de euros, mientras que la UE importó 233.778 vehículos estadounidenses para un importe de 6.200 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad