La fábrica de Seat en Martorell, uno de los puntos en los que está afincada la compañía automovilística. EFE

El bendito problema de Seat: no tiene espacio para el Ateca en Martorell

stop

La fábrica de Seat en Martorell está al 90% de su capacidad y dificulta los planes de De Meo para captar la actual generación del Ateca

Carles Huguet

Economía Digital

La fábrica de Seat en Martorell, uno de los puntos en los que está afincada la compañía automovilística. EFE

Barcelona, 10 de junio de 2018 (04:55 CET)

En los próximos tres años, Seat lanzará seis nuevos modelos al mercado. Con las ventas en récords históricos mes tras mes, la automovilística celebra el éxito de los vehículos ahora en el mercado. No obstante, las plantas no crecieron al mismo ritmo y Martorell ya roza el límite de su capacidad. El techo prácticamente imposibilita que nuevos coches aterricen en Cataluña en un futuro a corto plazo, como podría ser el Seat Ateca.

En una entrevista concedida a La Tribuna de la Automoción, el presidente de la filial del grupo Volkswagen, Luca de Meo, explicó que la instalación “podría fabricar la próxima generación –que se espera alrededor de 2022--, según la planificación del grupo”. Pero el ejecutivo italiano quiere incluso adelantar la llegada del SUV: “Hay un debate abierto sobre si hacer el traspaso antes porque hay una urgencia”.

Actualmente fabricado en la fábrica de Skoda de República Checa, el éxito del Karoq hace que el Ateca tenga menos espacio del previsto. “Y nosotros también necesitamos más unidades”, lamentó. La solución no será fácil: Martorell es ahora mismo un cuello de botella por culpa de las secciones de pintura y chapistería.

“Sería necesario planificar muchas inversiones para poder atraer el Ateca antes de tiempo”, explican fuentes internas. Ahora mismo es imposible que venga, y en un futuro inmediato también. “O llega ahora la maquinaria o antes de dos años es inviable que podamos dar salida al modelo”, añaden.

Seat hace esfuerzos para ampliar la capacidad del taller de pintura, todavía lejos para captar un nuevo modelo

Y eso que Seat ya hace esfuerzos para elevar los 2.400 vehículos diarios que puede producir. “Gracias a una adaptación al taller de pintura pudimos crecer en aproximadamente 100 vehículos”, explica un portavoz de la empresa. Actualmente salen de la instalación del Baix Llobregat unos 2.250 automóviles cada día.

De este modo, asumen desde la propia empresa asumen que a corto plazo es inviable acoger el Ateca. Depositan sus esperanzas en el nuevo plan estratégico del grupo que ordenará las adjudicaciones a partir de 2020 y durante cinco años. En el sector se espera que esté listo antes de acabar este 2018. Antes, sólo el nuevo Seat León híbrido caerá en Cataluña.

Por ello, los ejecutivos del grupo ya manejan distintos estudios para ampliar la fábrica de Martorell y, entonces sí, poder disparar los volúmenes de producción. “Hay que tener claro que fábricas que expidan alrededor de 500.000 vehículos anuales son muy pocas en Europa”, matizan.

¿Y el coche eléctrico?

El primer vehículo eléctrico de la compañía pasó de largo y no paró en Martorell. El modelo se fabricará en las instalaciones de Volkswagen en Zickwau (Alemania), una de las exigencias del grupo para el proyecto. El automóvil saldrá a la carretera en 2020 y aspira a convertirse en el coche que populizará el eléctrico entre las clases medias.

Todavía es pronto para hacerlo en la planta catalana. “El híbrido es sólo el principio, pero está claro que parte de la producción eléctrica de Seat debe estar aquí”, dijo De Meo en la última presentación de resultados. Y pidió: “Dennos tiempo. Ahora comenzamos a aportar híbridos, quizás el año que viene ya podamos hablar de aportar productos eléctricos a las fábricas españolas”.

Hemeroteca

Seat Cupra
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad