Madrid y Aragón abren fuego contra el “visigodo” Montoro

stop

FINANCIACIÓN

 El consejero de economía de Madrid, Enrique Ossorio./EFE/Kiko Huesca

08 de julio de 2014 (22:12 CET)

¿Cuál es la comunidad autónoma más celosa de su independencia? ¿Catalunya? Error. Es la Comunidad de Madrid, que se ha enfrentado al Ministerio de Hacienda, con uñas y dientes, porque entiende que la fiscalización del ministro Cristóbal Montoro es ya del todo excesiva.

El consejero de Economía de Madrid, Enrique Ossorio, se enfrentó con Montoro en el último consejo de política fiscal y financiera, del 26 de junio. “No es la España de los visigodos, ni la España de los Austrias”, clamó Ossorio, para hacer ver a Montoro que las autonomías no pueden estar sujetas a un corsé fiscal, y que pueden, y deben, buscarse la vida en los mercados internacionales.

Emitir deuda en busca de inversores


Y Madrid lo ha hecho. Tras obtener la autorización de endeudamiento que le concedió Hacienda, acaba de colocar 546 millones de euros en bonos a diez años, un tercio de lo que le permitió Montoro, aunque a un coste superior al del Tesoro. La luz verde de Hacienda llegó el 27 de junio, para poder suscribir préstamos o emitir títulos de deuda por un máximo de 1.864 millones de euros. El gobierno de Madrid se apoyó en diversas entidades para colocar esa deuda, entre ellas Bankia, Barclays, Crédit Agricole, Santander o Société Générale.

Y, este mismo martes, ha sido Aragón la que ha encargado a Santander y BBVA la colocación de deuda a tres años, con vencimiento en julio de 2017, por un valor de 300 millones de euros. El buen momento de los mercados, y la confianza en España, ha permitido que Aragón pueda tener un cupón del Tesoro más 42 puntos básicos.

Todos atados al FLA

Montoro, sin embargo, quiere a todas las autonomías atadas al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), para fiscalizar mejor a los gobiernos autonómicos, pero también porque considera que la financiación del FLA permite a las comunidades ahorrarse dinero. Y es que el FLA financia a las comunidades con un interés del Tesoro más 10 puntos básicos. En estos momentos, el Tesoro goza de una buena financiación, con el bono a diez años en una rentabilidad del 2,72%.

La paradoja es que Ossorio, justo antes de acceder a la consejería de economía del gobierno autonómico de Madrid, en 2011, era el secretario general de coordinación autonómica y local del Ministerio de Hacienda. ¿Qué quiere decir? Que Ossorio, precisamente, fue uno de los responsables directos del diseño del FLA y conoce a la perfeccción la política autonómica de Hacienda, que desea tener bajo control a todas las haciendas de las comunidades.

Catalunya ve, por ahora, las mejoras del FLA

El Gobierno catalán que preside Artur Mas lo ha venido denunciando. El control “es cada vez mayor”, ha asegurado el conseller de Economia, Andreu Mas-Colell. Pero en estos momentos la Generalitat no puede probar suerte en los mercados internacionales. Primero, porque necesitaría una autorización, porque se adhirió al FLA junto con la mayoría de autonomías. Sólo ocho decidieron quedarse fuera, ---porque, también, se lo podían permitir--, de un crédito que se formuló por un periodo de diez años: Aragón; Castilla y León; Extremadura; Galicia; La Rioja; Madrid; Navarra y País Vasco.

Y es que la financiación a través del FLA, guste o no guste –el movimiento independentista sostiene que a Catalunya le resulta más caro que le financie el Reino de España-- beneficia a Catalunya, porque el tipo de interés es sólo de 10 puntos básicos por encima del interés del Tesoro. Y el crecimiento que se augura podría resolver a medio plazo la situación.

Discrepancias con Madrid


Montoro asegura que a las comunidades que están fuera del FLA la financiación les está constando unos 1.760 millones adicionales en los tres años en los que está en marcha. En el caso de Catalunya ese ahorro se ha calculado en 1.724 millones de euros. Y, respecto a la Comunidad de Madrid, el potencial ahorro es de 822 millones. El gobierno madrileño sostiene que esas cifras no son reales, y que, en realidad, el ahorro ha sido de 480 millones por no estar, precisamente, sujeto al FLA.

La guerra comienza a ser cruenta, pero la paradoja es que es Madrid la que reclama su “autonomía financiera”.

Aragón y las mejoras a la vista

El dato de Aragón, sin embargo, hay que interpretarlo como el intento de probar el mercado, y ver si, en los próximos meses, las autonomías pueden o no normalizar sus finanzas cubriendo deuda en los mercados. Ello supondría una imagen muy distinta y favorable del conjunto de España. Pero la situación de cada una de las autonomías es muy distinta.

La más endeudada es Catalunya, que ha pasado la barrera de los 60.000 millones, lo que representa el 32% de su PIB. Le supera, en porcentaje, Castilla-La Mancha, con el 33%, y la Comunitat Valenciana, con el 34%.

Aragón, en cambio, tiene una deuda de 5.369 millones, el 16,6% de su PIB, y Madrid sólo está endeudada en un 13% de su PIB
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad