El presidente venezolano, Nicolás Maduro, en un mitin político el 11 de octubre, en Caracas. Foto: Efe/PM

Maduro mete a España en el saco de “países amigos” con China y Rusia

stop

Nicolás Maduro revela que se ha puesto en contacto con España para formar un grupo de "países amigos" para favorecer el diálogo y la democracia

Barcelona, 15 de febrero de 2020 (13:06 CET)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha revelado este viernes que se ha puesto en contacto con España y con otros "gobiernos amigos" para pedirles crear un grupo de "países amigos" para que favorezca el diálogo en la nación caribeña.

"Hemos contactado al Gobierno argentino, al Gobierno mexicano, al Gobierno español, a la Unión Europea y al Gobierno de Rusia, para que se pueda conformar un grupo de países amigos de Venezuela para ayudar, apoyar, favorecer un diálogo inclusivo y soberano que favorezzca la democracia de Venezuela", según indicó Maduro en una rueda de prensa en el Palacio de Miraflores.

Esta misma semana, el ministro de Transportes, José Luís Ábalos, ha tenido que enfrentarse en el Congreso a las críticas de parte de PPVox y Ciudadanos tras reunirse con la número dos de Maduro, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas. Por su parte, Pedro Sánchez salió en defensa del ministro porque a su juicio solo hizo "su deber" para evitar una crisis diplomática.

Además, el presidente del Gobierno de España también degradó a Juan Guaidó a "líder de la oposición" en su intervención en la primera sesión de control al Gobierno. Con esto, Sánchez redefine la categoría de Guaidó, al que ya no considera como "presidente encargado" de Venezuela, tal y como hacía pocos meses atrás. 

Un grupo de "Gobiernos amigos" para lograr "un consenso"

El principal motivo para este grupo de países, según apunta el presidente, es que se favorezca el proceso de diálogo antes, durante y después de las elecciones parlamentarias previstas para este año en el país y lograr así un Consejo Nacional Electoral (CNE) "de consenso", según informó Europa Press. Según el presidente de Venezuela, su ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, ya "está en contacto con los gobiernos amigos del mundo con los que se están haciendo este tipo de gestiones". 

También considera que "ese proceso de diálogo debería conocer todas las acciones ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) para exigir el cese de todas las medidas coercitivas contra Venezuela por parte del Gobierno de Estados Unidos". Así se ha referido Maduro a la denuncia presentada el jueves por su ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, ante el TPI por los supuestos crímenes de lesa humanidad propiciados por las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela, los cuales considera "ilegales".

"Ojalá ese grupo de países amigos le diga, le haga entender y defienda ante el Gobierno de Estados Unidos el derecho de Venezuela a su desarrollo económico sin medidas persecutorias, coercitivas, criminales,…Sería un gran tema", ha sugerido. 

La opinión de Maduro sobre el 'Decylgate'

Maduro también se refirió este viernes a la polémica sobre el encuentro entre su número dos, Delcy Rodríguez, y el ministro José Luis Ábalos en el aeropuerto de Barajas. Al respecto, aseguró este viernes que lo que hablaron los dos mandatarios es un “secreto” que no le ha desvelado.

”Eso es secreto de Delcy, ella no me ha contado ese secreto, qué hablo con Ábalos”, dijo Maduro en un tono aparentemente jocoso durante una rueda de prensa en la que se pronunció por primera vez sobre el caso desde que se conoció el 24 de enero.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad