Ernest Maragall después de votar en las municipales del pasado domingo. EFE/Quique García

Maragall dibuja un gobierno en solitario y entregado al soberanismo

stop

Ernest Maragall promete que llevará la libertad de los presos y el referéndum al primer pleno si le invisten como alcalde

Barcelona, 28 de mayo de 2019 (18:55 CET)

Ernest Maragall avanzó este martes que cualquier acuerdo para su investidura pasa por reivindicar la libertad de los presos y el referéndum de independencia. Anunció que llevará estas cuestiones al primer pleno municipal si el próximo 15 de junio le invisten como alcalde de Barcelona.

Maragall argumentó que los resultados del 26M en Barcelona son “explícitos” a favor de “la libertad y la democracia”, conceptos que identificó con la situación de los presos y exiliados, y la defensa de un referéndum.

El candidato de ERC apeló únicamente a dos formaciones para conseguir el apoyo a su investidura: a los comuns de Ada Colau, con los que empató en número de concejales, y a Junts per Catalunya (JpC), encabezada por el preso Quim Forn y por Elsa Artadi.

Insistió en que Colau está a favor de la libertad de los presos y del referéndum, de la misma forma que JpC defiende las políticas sociales. Considera que es posible el acuerdo a tres bandas pese a que Colau se empeña en dejar fuera a JpC.

Maragall propone que se le invista alcalde y, posteriormente, con calma, negociar un pacto de gobierno. Esto permitiría aplazar la formación del gobierno municipal hasta después de las elecciones catalanas, que podrían convocarse anticipadamente a principios del próximo año.

No descarta liderar un gobierno en solitario si fracasan las negociaciones: “No se puede descartar si este proceso de negociación se revela inviable”. Dejó claro que “estamos preparados para gobernar en solitario, pero no es la opción que deseamos. Solo la adoptaremos si no hay otras vías posibles”.

Reunión Maragall-Colau

Este miércoles, Maragall se reunirá primero con Artadi y, a continuación, con la alcaldesa Colau. Los equipos de negociación de las tres formaciones ya se han puesto en contacto. El de los republicanos está coordinado por Robert Fabregat, presidente de la federación del partido en la ciudad de Barcelona.

Pese a la insistencia de los periodistas, Maragall evitó mostrar sus preferencias sobre los comuns o JpC si se pone de manifiesto que no puede gobernar con los dos a la vez. No priorizó el acuerdo con unos ni con los otros. Insinuó un gobierno en solitario antes de decidirse por uno de los dos posibles socios.

Sobre la posibilidad de que Colau continúe como alcaldesa con los votos del PSC y de concejales del grupo de Manuel Valls, Maragall la calificó de mera “especulación” y de “ruido interesado” que, a entender, lo promueve el PSC, Valls y el establishment para dinamitar el próximo gobierno liderado por ERC.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad