Maria Grazia Chiuri impregnará a Dior con líneas clásicas y barrocas

stop

La nueva directora creativa, tras salir de Valentino por la puerta grande, es la primera mujer que diseñará para la casa francesa

Maria Grazia Chiuri, en un desfile de Valentino en 2016. / Reuters

Barcelona, 09 de julio de 2016 (14:05 CET)

Por fin se desveló la incógnita en el mundo de la alta costura: Maria Grazia Chiuri es la nueva directora creativa de Dior. Y será la primera mujer que en 70 años defina la línea estética de la maison francesa.

Chiuri no tiene un minuto para perder: para el 30 de septiembre tiene que presentar su nueva colección, y la nueva directora también tendrá a su cargo tanto la línea de alta costura como la colección de accesorios.

El desafío no es liviano: por la dirección creativa de Dior han pasado Yves Saint Laurent, Gianfranco Ferré y John Galliano, entre otros; y en los pasillos de la moda siempre se ha mirado a Dior como una casa que impone demasiados límites a la creatividad de sus directores, motivo por el que al final se terminan marchando de un portazo.

Es el caso del antecesor de Chiuri, el diseñador belga Raf Simons, que dejó su cargo en octubre en forma inesperada y fichó por Calvin Klein. Durante seis meses, la dirección quedó discretamente capitaneada en forma interina por los diseñadores Serge Ruffieux y Lucie Meier.

Con la garantía del éxito en Valentino

Con la llegada de Chiuri, se espera que Dior repita la senda de éxito que la diseñadora ha tenido en Valentino con su socio Pierpaolo Piccioli, quien en esta ocasión no acompañará a la creadora romana. Valentino, gracias a este dúo, ha sido una de las marcas que más rápido han crecido en el mundo de la moda, y también han ayudado a consolidar la firma a nivel empresarial y bursátil.

Hay una gran expectativa para ver cómo encajarán las propuestas de Chiuri en la concepción de Dior. La diseñadora siempre da una combinación de arte e historia a sus diseños, y por Valentino han pasado colecciones inspiradas en el período de la Roma clásica pero que también podían tener la frialdad que rememoraba a la Edad Media o un estilo suntuoso y sobrecargado más propio de un período barroco.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad