Marta Ferrusola ahora pide "perdón" por enviar a “la mierda” a un periodista

stop

CASO PUJOL

Jordi Pujol y Marta Ferrusola en Queralbs | EFE

10 de septiembre de 2014 (14:32 CET)

La mujer de Jordi Pujol ha recapacitado. Siempre es mejor presentar una buena imagen, y aguantar el chaparrón.

Marta Ferrusola ha pedido “perdón” a los periodistas, y, en concreto, ha emplazado a todos los profesionales que están cada día frente a su casa, en la calle General Mitre de Barcelona, para que le digan al periodista injuriado que le pide perdón. “Le pido perdón”, ha asegurado, justificando su actuación, “vaya a la mierda”, por “el nerviosismo” que la causa tener a tantos informadores cada día en su casa.

Los Pujol están sometidos a una fuerte presión de los profesionales de la información.

Pero, en el caso de Marta Ferrusola, su actuación no es fruto de un día. Sus salidas de tono obligaron, en más de una ocasión, al propio Jordi Pujol a comparecer ante los medios para esclarecer determinadas cuestiones, como las críticas de Ferrusola ante la inmigración, o su reacción cuando el tripartito accedió al Govern de la Generalitat.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad