Mas desorienta a CDC al incorporar en la dirección al asesor judicial de Oriol Pujol

stop

TRAS LA 'BOMBA' DE PUJOL

Artur Mas y Oriol Pujol en una imagen de archivo | EFE

27 de julio de 2014 (23:07 CET)

El estado de ánimo es pésimo. A 48 horas de la entrevista del President Artur Mas con el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, Convergència Democràtica vive un auténtico drama colectivo.

La idea ahora se defiende como un mantra: se debe acometer una limpieza en el partido, y mirar hacia adelante, tratando de que no afecte al proceso soberanista, aunque se admite que tendrá consecuencias, sin que nadie se atreva todavía a afirmar si cobrará mayor o menor brío. 

Pero, claro, la limpieza implica “despujolizar” Convergència, y eso, al margen de ser o no necesario, provoca temblores en todos los militantes y cuadros convergentes.

Jordi Pujol no puede ser un militante más, o un ex militante, y ya está. Y tampoco lo puede ser Oriol Pujol, aunque se insista en que no quedará más remedio.

Las contradicciones de Mas

La contradicción es grande. La ‘bomba’ que soltó el ex President Pujol el pasado viernes, con su cuenta en Andorra oculta durante 35 años, ha provocado un seísmo en CDC que provocará consecuencias difíciles de calcular en estos momentos. Las lamentaciones este domingo de personalidades y dirigentes de CDC fueron constantes.

Y, mientras el nuevo coordinador general del comité de dirección, Josep Rull, apostaba por una refundación de Convergència, señalando ya claramente a Jordi Pujol a qué dé explicaciones en el seno del partido y sea consciente de que debe abandonar el cargo de presidente de honor –que le faculta para asistir a todas las ejecutivas-- otros dirigentes mostraban su extrañeza por la incorporación en la dirección de Francesc Sànchez, la ‘sombra’ jurídica de Oriol Pujol, que le ha asesorado en todos sus asuntos judiciales.

Consideran que “no casa bien con la idea de refundación y de limpieza” que Sànchez sea el encargado ahora de la representación judicial de Convergència, que tiene la sede embargada por el caso Palau, cuando sigue siendo ‘el hombre’ de Oriol Pujol en el caso ITV, quien le ha acompañado en sus declaraciones y quien le ha asesorado hasta ahora.

Colominas, a la Catdem

Sànchez, abogado, ha asumido esa representación judicial y extrajudicial de CDC, y será también el coordinador de régimen interno y comunicación.

¿Pero, no se pretende ‘despujolizar CDC? Porque Sánchez es, directamente, el hombre de mayor confianza de Oriol Pujol Ferrusola en todos sus asuntos con la justicia.

Hasta ahora, Francesc Sànchez estaba al frente de la Fundació CatDem, ligada a CDC. Pero el cargo era provisional.
Artur Mas había aceptado la dimisión hace unos meses de Agustí Colomines, que no quiso seguir al frente de la fundación por sus desavenencias, precisamente, con Oriol Pujol. Pero Mas no había querido nombrar todavía a nadie de forma oficial. El President ha nombrado ahora como sustituto de Colomines, a Joaquim Colominas, profesor de Ciencia Política, y responsable del área de formación del partido. 

¿'Despujolizar CDC, cómo?

Sin embargo, la sombra de la familia Pujol seguirá siendo muy alargada. Los dirigentes y cuadros de CDC temen más informaciones sobre la cuenta bancaria de Jordi Pujol en Andorra en las próximas semanas. Y no ven cómo podrá el partido dejar atrás toda esa influencia.

Por el momento Artur Mas ha ofrecido importantes responsabilidades a Francesc Sànchez, ‘los ojos’ de Oriol Pujol en sus asuntos judiciales.

Y eso es lo que, por ahora, nadie se explica. El caso es que Mas ofreció los nombres del nuevo comité de dirección el mismo día, el viernes, que Jordi Pujol difundió su confesión a través de una carta. Fue de los pocos en CDC que conocieron las decisiones que iba a tomar el ex President de la Generalitat.

¿Podrá Mas ‘despujolizar’ del todo Convergència? Necesitará tiempo. El miércoles, en todo caso, tiene otro asunto: la entrevista con Rajoy, que llega en el peor momento para Mas, con menos argumentos que hace una semana, y con el fundador de Convergència cercado por la Justicia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad