Merkel echa un capote a Rajoy: rechaza la independencia de Catalunya

stop

La cancillera alemana asegura que defenderá la “integridad territorial de todos los Estados”

Mariano Rajoy, con Angela Merkel, en un encuentro en marzo./EFE/Juanjo Martín

18 de julio de 2014 (14:42 CET)

Salto cualitativo. Ningún líder europeo se había pronunciado de una forma tan clara como este viernes lo ha hecho la cancillera alemana Angela Merkel sobre la posible independencia de Catalunya. “Defendemos la integridad territorial de todos los Estados, que es algo totalmente diferente a la independencia de una región”, ha asegurado.

Merkel se ha pronunciado de forma explícita sobre Catalunya, tras ser preguntada sobre ello en una conferencia de prensa, la que habitualmente ofrece antes del verano.

Aunque en los últimos meses se habían expresado algunos comisarios europeos, o el propio presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en esa dirección, se entendía que lo hacían de oficio, sin entrar en detalle en la cuestión, y acogiéndose a los tratados europeos. Pero Merkel, verdadero bastión de Europa en estos momentos, lo ha dejado claro.

Merkel no recibiría ni a Mas ni a Guardiola

Al margen de esa apreciación, contundente y clara, la cancillera ha añadido que no pretendía entrar en la política interna de España, pero sí ha querido poner el ejemplo de los länder en Alemania, destacando que se constituyó un “gran espacio” para actuar con un alto grado de autonomía. Es, precisamente, ese modelo el que inspira a partidos como el PSOE y el PSC para que España se transforme en un verdadero estado federal.

Pero, por si había dudas, Merkel, tras ser preguntada sobre si recibiría al presidente de la Generalitat, Artur Mas, o al entrenador del Bayern de Múnich, Josep Guardiola, que defiende las tesis independentistas, la canciller lo ha rechazado, mostrando su apoyo al Gobierno español.

Al lado de Rajoy


“Comparto en este punto la posición del Gobierno español, más allá de eso no quiero intervenir en ese debate. En todo caso, no estoy preparando ningún tipo de recibimientos”, ha aseverado.

Este contundente posicionamiento llega a pocos días de la entrevista entre Mariano Rajoy y Artur Mas, y supone un claro varapalo al movimiento independentista que se ha amparado en los últimos meses en el potencial apoyo de los países europeos a la causa soberanista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad