Una patrulla de Mossos d'Esquadra controla el acceso a una estación de metro de Barcelona, este lunes en el que los españoles empiezan una nueva semana de confinamiento. /EFE/Marta Pérez

Los Mossos cazan a más de 6.000 personas por saltarse el confinamiento

stop

Ladrones, clientes de servicios de prostitución, camellos e incluso varias personas que iban a participar en una orgía, denunciados por los Mossos

Josep Maria Casas

Economía Digital

Una patrulla de Mossos d'Esquadra controla el acceso a una estación de metro de Barcelona, este lunes en el que los españoles empiezan una nueva semana de confinamiento. /EFE/Marta Pérez

Barcelona, 23 de marzo de 2020 (14:02 CET)

Los Mossos han denunciado a más de 6.000 personas en Cataluña por saltarse el confinamiento domiciliario desde que se impuso el estado de alarma por el coronavirus. Muchos agudizaron el ingenio para hacer una escapadita, pero fueron cazados, denunciados y, algunos, incluso acabaron en comisaría.

Los agentes se han encontrado con situaciones de lo más surrealista: orgías con drogas, locales de tatuajes cerrados pero con clientes en su interior o hasta quién saca a su perro para que haga las necesidades a tres kilómetros de casa. Todos ellos serán sacionados.

También han detenido a delincuentes por saltarse el estado de alarma: traficantes que siguen con el negocio y ladrones de vehículos estacionados en la calle.

En Cataluña, los Mossos piden desde este lunes un documento firmado a las personas que se desplazan en el debe constar los motivos. Si después se comprueba que las razones alegadas son falsas, serán duramente sancionados.

A través de las redes sociales, el cuerpo de los Mossos y los sindicatos policiales han advertido de situaciones delirantes. Como las siguientes:

• En las ultimas horas han detenido a un hombre que huía en bicicleta. Comprobaron que su bicicleta, valorada en 1.200 euros, consta como robada. Se le detuvo por robo y, encima, le denunciaron por romper la orden de confinamiento.

• Localizaron a un hombre escondido en el maletero de un coche en un control en Sant Andreu de la Barca (Barcelona). En el vehículo iban tres personas. El que estaba en el maletero aseguró que se dirigía a casa de su abuela. Todos fueron denunciados.

• Detuvieron a una mujer por desplazarse al domicilio de un hombre con el que había quedado a través de una aplicación de contactos. Se le denunció y, además, se la detuvo por resistencia y desobediencia a la autoridad.

• Detectaron un local de tatuajes abierto al público. Denunciaron a las cinco personas que estaban en su interior. “Los tatuajes pueden esperar” a que se suspenda el estado de alerta, recuerdan los agentes.

• Detuvieron a dos ladrones de vehículos en plena acción en una calle de Barcelona. Este tipo de delitos se han repetido a lo largo de la semana. Los ladrones aprovechan que los propietarios de los automóviles están confinados en sus casas.

• Denunciaron a un hombre que rompió el confinamiento para hacer surf en la playa.

• Este fin de semana descubrieron una orgía en un piso del Eixample de Barcelona. En una de las habitaciones encontraron diversos estupefacientes. Detuvieron a ocho personas por delitos contra la salud pública. Uno de estos detenidos padecía una tos persistente, pero dio negativo en las pruebas por covid-19 que le realizaron.

• Denunciaron a cinco personas que paseaban tranquilamente el pasado sábado por la playa de Tarragona.

• Un hombre se saltó el confinamiento para ir en bicicleta y, encima, lo hizo en la autopista AP7, en el tramo entre Aldea y Amposta (Tarragona). No pudo resistir la tentación de pedalear por una autopista casi vacía. Se le impusieron dos denuncias: por romper el confinamiento y por incumplir las normas viales.

• Detuvieron a un hombre en Figueras (Girona) por acudir a un domicilio para tener sexo, que en su opinión es un “servicio esencial”. Los agentes no lo interpretaron así y lo denunciaron.

• Denunciaron al propietario de una carnicera de Argelaguer (Girona) que tenía un bar al lado. Los clientes entraban en la carnicería y, a través de una puerta interior, accedían al bar, que tenía la persiana de la calle bajada.

• Localizaron un bar en Santa Barbera (Tarragona) que atendía a los clientes a puerta cerrada. Este tipos de actuaciones se repitieron con frecuencia durante los primeros días del estado de alarma.

• Interceptaron a un joven de Villalonga del Ter (Girona) que se iba a esquiar.

• Detuvieron a dos hombres que consumían alcohol en la calle después de robar en un supermercado de Barberà del Vallès (Barcelona). Agredieron a los agentes.

• Denunciaron a un hombre en la Cerdanya (Girona) que utilizaba a su perro como excusa par salir a pasear. Estaba a tres kilómetros de su casa.

• Detuvieron en una calle de Barcelona a tres hombres en un vehículo que se dedicaban al tráfico de drogas.

• Detuvieron a dos ladrones que se tapaban la cara con mascarillas quirúrgicas cuando robaban en un domicilio de Sant Cugat del Vallès (Barcelona).


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad