La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante su intervención en el Foro Latibex, en el Palacio de la Bolsa de Madrid, el 15 de noviembre. Foto: EFE/JJG

Nadia Calviño busca en Bruselas cómo plantar a Sánchez

stop

Fuentes socialistas y de la UE pronostican que la ministra de Economía y Empresa dará el salto a Bruselas después de las elecciones al Parlamento europeo

Economía Digital

La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante su intervención en el Foro Latibex, en el Palacio de la Bolsa de Madrid, el 15 de noviembre. Foto: EFE/JJG

Barcelona, 18 de noviembre de 2018 (10:24 CET)

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, podría dar el salto del Gobierno a Bruselas en los próximos meses, según las consideraciones de fuentes del entorno socialista y de la Unión Europea (UE). La economista ya tiene más de una década de experiencia en la Comisión Europea, y se asume que el siguiente paso en su carrera sería convertirse en comisaria de la UE.

La Comisión se renovará después de las elecciones al Parlamento europeo en mayo. Tras los comicios, la Comisión empezará a recibir las propuestas de comisarios de los Estados miembros y elegirá a uno por país. Además del de Calviño, en las quinielas suena el nombre de Josep Borrell, aunque se prevé que el ministro de Exteriores no tiene intención de abandonar Madrid.

Calviño, en cambio, está acostumbrada a la vida en Bruselas; durante 12 años ocupó varios cargos en la Comisión, el más reciente como directora general de Presupuestos entre mayo de 2014 y julio de 2018, una baja que tomó lugar pocas semanas después de haber sido nombrada titular de Economía y Empresa en el Gobierno de Pedro Sánchez.

Corre el rumor de que el propio Sánchez tiene el plan de designarla candidata a comisaria de la UE después de las elecciones al Parlamento. Quienes han sido sus colegas en la UE lo ven como un progreso natural en su trayectoria, mientras que sus colaboradores más cercanos no confirman esta intención, informó El Mundo.

Las posibilidades de Calviño en la CE

Calviño es cuestionada actualmente por la compra de una vivienda a través de una sociedad instrumental que no figura en su declaración de bienes. Según documentos consultados por el ABC, la sociedad contabiliza activos por valor de 1,6 millones de euros, pero fuentes de Economía defienden que la ministra se desligó por completo de la empresa hace más de una década.

Amén de sus movimientos fiscales cuestionables, Calviño lleva cinco meses al frente de un ministerio económico en un Gobierno que no ha sido capaz de aprobar sus presupuestos y cuya fecha de caducidad parece estar ya a la vista. Algunos de sus amigos revelan que ella lo ha pasado mal durante su paso en el Ejecutivo, dudando de si aceptar el puesto fue la decisión correcta, según El Mundo.

"Pero es precisamente esta etapa en el Gobierno de Sánchez la que puede servirle de trampolín para regresar a la Comisión Europea", avanza el diario. Aunque desde su antiguo entorno aseguran que "no hay ni pudo haber compromiso de ninguna clase" para que su decisión de aceptar el ministerio de Economía estuviera condicionada a la posibilidad de ser comisaria de la UE.

No obstante, también están quienes dudan de este escenario. "Yo creo que no tendría sentido, ni para el Gobierno, si es del PSOE, ni para el país", dice una española también con carrera en la UE. "Sería absurdo como país renunciar a alguien así en altos escalafones. Hace más falta allí que de Comisaria", agregó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad