Huelga de taxistas en la Gran Vía de Barcelona, el viernes 18 de enero. Foto: EFE/TA
stop

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana detienen a nueve personas por desórdenes y daños en las protestas de los taxistas en Barcelona

Barcelona, 19 de enero de 2019 (11:17 CET)

La huega indefinida convocada el viernes a mediodía por Élite Taxi se alargó durante toda la noche y permanece en pie este sábado, con bloqueos a lo largo de la Gran Vía de Barcelona y otros puntos de la ciudad condal. Los taxistas celebrarán una nueva asamblea a las 12:30 horas para decidir el futuro de la manifestación.

Han sido detenidas nueve personas por desórdenes y daños en las protestas, según el balance de los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana recogido por Efe. Hay registro de al menos tres agresiones a vehículos VTC, la más grave en la confluencia de la Via Laietana con la calle Jonqueres, donde un grupo de personas rodeó un coche y le reventó los cristales.

Los taxistas bloquean la Gran Vía en respuesta a la nueva normativa que impulsa el Govern para regular los VTC, en la que se establece una antelación mínima de 15 minutos para contratar este servicio de transporte liderado por empresas como Uber y Cabify. Las conversaciones con la Generalitat aún no han llegado a buen puerto, informaron fuentes del taxi.

El Govern hace caso omiso a los taxistas

El bloqueo se mantiene este sábado desde Plaza Espanya hasta la plaza Tetuán, aunque los taxistas ocupan tres de los cuatro carriles centrales de la Gran Vía y dejan libres los laterales, lo que permite un paso ligero de vehículos. La noche del viernes había unos 900 vehículos en uno de los tramos más importantes de la capital catalana.

El portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, explicó que el viernes mantuvieron contactos con el departamento de Territorio de la Generalitat para proponer una antelación de tres horas para contratar un vehículo VTC, pero el Govern dijo que estudiaría la medida para incluirla en una ley específica, no en el decreto por el que protestan los taxistas.

La patronal mayoritaria de las empresas de vehículos de alquiler con conductor, Unauto VTC, condenó los "niveles de violencia intolerables en un Estado de Derecho" y el bloqueo "ilegal" protagonizados por el sector del texi, y también lamentó el "anuncio precipitado y unilateral de las autoridades catalanas".

"La toma de decisiones políticas unilaterales y precipitadas que estuvo presente en la aprobación del Decreto Ley por el Gobierno, el pasado mes de septiembre, está en la raíz de los acontecimientos que se están produciendo en el día de hoy", dijo Unauto VTC a la luz de las protestas.

Desde Élite Taxi, Álvarez también condenó las agresiones a vehículos VTC y dijo que estas acciones en nada benefician al colectivo del taxi.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad