Oriol Pujol tiene prisa: quiere ser diputado otra vez

stop

CORRUPCIÓN

Oriol Pujol en las puertas del TSJC | EFE

01 de mayo de 2014 (21:46 CET)

Oriol Pujol es un Pujol. Es una obviedad, pero tiene una clara trascendencia política. El quinto hijo del ex President Pujol, es, todavía, el secretario general de Convergència Democràtica en la sombra.

Aunque dimitió, al ser imputado en el caso ITV, el partido que preside Artur Mas le quería guardar la plaza. Se decidió que fueran Josep Rull –secretario de organización-- y Lluís Corominas, vicesecretario general de coordinación institucional-- los que asumieran de forma compartida esa responsabilidad. Pero el partido seguía pensando en Oriol Pujol.

Han transcurrido largos meses. Y el caso ITV se demora en el tiempo. Oriol Pujol tiene prisa y no esconde su malestar, porque, aunque las cosas han cambiado y Artur Mas ya no lo ve como una prioridad –dirigentes del partido ven en Oriol Pujol a un dirigente amortizado-- el ex secretario general de CDC quiere seguir. Desea ser de nuevo diputado, y necesita resolver su situación, en caso de que Mas acabe anticipando las elecciones autonómicas.

Posible conflicto interno

Así lo ha comunicado Oriol Pujol a su entorno político, admitiendo que “no será fácil”. El conflicto interno puede ser importante, porque dirigentes de Convergència ven complicado que se haya hecho una apuesta por la “transparencia”, con las iniciativas legislativas del President Mas, y, después, se decida incluir a imputados en las listas electorales.

De ello es consciente Oriol Pujol, por ello reclama a la Justicia que actúe con una mayor celeridad. Así lo expresó este miércoles tras prestar declaración por su imputación en un supuesto delito de cohecho, dentro del caso ITV. Aseguró que la dilación de la investigación no es casual, porque le está obligando a seguir en una segunda línea política, que podría ser definitiva.

Delito de cohecho


Tras ser imputado por tráfico de influencias, Oriol Pujol se vio relacionado, también, por un supuesto delito de cohecho. Después de dos años con la investigación abierta, la policía elaboró un nuevo informe que acabó en esa segunda imputación. La Fiscalía Anticorrupción considera que el diputado de CiU acabó cobrando de una trama corrupta para dar su voto a favor de un cambio en la Ley de Seguridad Industrial, en la época del tripartito.

El caso es que la política catalana sigue un ritmo endiablado. El President Mas deberá decidir si, una vez haya comprobado que no puede convocar la consulta soberanista del 9 de noviembre, adelanta o no las elecciones. En todo caso, las podría convocar a lo largo de 2015, y Oriol Pujol ya teme que no llegará a tiempo, y que su causa judicial le obligara a una retirada de la política casi definitiva.

Seguir con opciones de liderazgo

Oriol Pujol podía ser el relevo de Artur Mas al frente de Convergència. En estos momentos, esa posibilidad ha quedado casi descartada.

Otra cosa es la cuestión judicial. Oriol Pujol sigue de diputado en el Parlament. Si no repite, perdería su condición de aforado, por lo que ya no sería juzgado por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), que, supuestamente, es más garantista para un político. Pero al ex secretario general de Convergència, lo que le preocupa es que se finiquite su carrera política. Dirigentes de Convergència han pedido, incluso, primarias para elegir al nuevo secretario general.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad