Pujol pasa a la ofensiva y critica las dilaciones en el 'caso ITV'

stop

JUDICIAL

Oriol Pujol, tras su declaración. EP

30 de abril de 2014 (17:21 CET)

Oriol Pujol tiene sospechas. El ex secretario general de CDC cree que la dilación en la investigación del caso ITV, por el que está imputado por tráfico de influencias y cohecho, no es casual. Así lo ha expresado a su salida de declarar por segunda vez ante el juez por esta causa que le ha obligado a retirarse a un segundo plano político.

El hijo del ex presidente de la Generalitat no ha señalado a nadie pero sus palabras iban dirigidas a la policía, que después de dos años con la investigación abierta, elaboraron un nuevo informe que le ha valido la segunda acusación. Fiscalía Anticorrupción sospecha que el diputado catalán cobró de una trama corrupta para dar su voto a favor al cambio de la Ley de Seguridad Industrial en época del Tripartito.

Declaración

Como ya hizo en la primera declaración, Pujol ha comparecido ante los medios para explicar su posición sobre lo ocurrido. En su opinión, las acusaciones no se sustentan. "Ni yo ni nadie de Convergència ha pedido dinero para determinar el voto ni ninguna enmienda para alguna empresa en concreto", en referencia a un correo electrónico interceptado entre dos empresarios del sector en el que se decía que el partido les pedía 30.000 euros por votar a favor de las enmiendas que les favorecían.

"No he pedido ni directa ni indirectamente ningún importe para beneficiar a ninguna empresa en ningún trámite parlamentario, ni en la Ley de Seguridad Industrial ni ninguna otra", ni tampoco para cambiar o influir en ninguna votación del grupo parlamentario de CiU.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad