El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a su gabinete antes del Consejo de Ministros del 21-D en Barcelona. EFE/QG

Pedro Sánchez lanza su precampaña en Barcelona

stop

El líder del PSOE inicia este sábado en Barcelona una larga precampaña con un primer objetivo: recuperar terreno en Cataluña

Marcos Pardeiro

Economía Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a su gabinete antes del Consejo de Ministros del 21-D en Barcelona. EFE/QG

Barcelona, 08 de enero de 2019 (20:55 CET)

Los presidentes del Gobierno del PSOE compartían hasta ahora una misma característica: siempre cimentaron sus victorias electorales sobre Cataluña y Andalucía. Pedro Sánchez, en cambio, accedió a la Moncloa sin ganar las elecciones, pero cree que la fórmula de la victoria socialista puede ser la misma que emplearon Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero: golear en las dos comunidades citadas.

Es imposible que Sánchez repita los resultados de González y Zapatero —que llegaron a conseguir hasta 25 diputados en las circunscripciones catalanas—, pero al menos intentará superar los suyos propios (7 diputados). Por eso, el presidente del Gobierno está multiplicando sus gestos y sus visitas a Cataluña.

Desplazó hace apenas unas semanas a sus ministros a Barcelona y regresará este mismo fin de semana para lanzar una larga precampaña electoral en un año que incluirá todo tipo de elecciones (municipales, autonómicas, europeas y, finalmente, generales).

Lo primero que hará Sánchez es arropar a Jaume Collboni como alcaldable de Barcelona. El PSC, dueño y señor durante más de 30 años de la ciudad de Barcelona y de su entorno, se juega mucho en estas municipales: tanto como retener un puñado de bastiones metropolitanos y recuperar terreno en la capital catalana.

Pero, en realidad, el presidente del Gobierno se empleará a fondo en reencarnar la figura de un presidente socialista querido en Cataluña. Sánchez no puede soñar con las multitudes que recibían a González o a Zapatero, pero intentará reconectar con al menos una parte de su electorado catalán (ahora en manos de Podemos).

La estrategia del PSOE

La idea del PSOE es inicar una campaña para dar brillo a su gestión con el argumento de de que España es "un país mejor después de siete meses de gobierno socialista" y otra para explicar el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 que el Consejo de Ministros aprobará este viernes y que no cuenta con apoyos.

Serán campañas —comentó el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos— "en positivo" y diseñadas con el propósito de neutralizar a a la oposición. Tanto recordó el estilo a Zapatero que Ábalos no dudó en hablar del "talante" del PSOE, la gran bandera del zapaterismo.

El relato de Sánchez se basará en realzar la recuperación de derechos, los avances sociales, la modernización de la economía y la regeneración democrática, con un discurso "basado en los valores, despreciando el miedo y la incertidumbre y planteando una alternativa de futuro". Las encuestas no reflejan que la receta sea de gran éxito por el momento.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad