Quim Torra y Reyes Maroto en la gala de Pimec, la patronal de las pymes catalanas que preside Josep González. /PIMEC

Pimec celebra una gala con Torra, Maroto y Colau: cada uno a su bola

stop

Quim Torra defiende la autodeterminación, la ministra Maroto exige lealtad institucional y la alcaldesa Colau se acuerda de los político presos: así fue la

Josep Maria Casas

Economía Digital

Quim Torra y Reyes Maroto en la gala de Pimec, la patronal de las pymes catalanas que preside Josep González. /PIMEC

Barcelona, 17 de junio de 2019 (22:54 CET)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, pidió este lunes al empresariado catalán que luche por los derechos humanos y por el derecho a la autodeterminación. Hizo está declaración en la gana anual de Pimec, la patronal de las pymes catalanas, en presencia de la ministra Reyes Maroto y de la alcaldesa Ada Colau.

Por su parte, la titular de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, recalcó que es “el momento del consenso, de la colaboración y la lealtad institucional”. Recordó que los españoles fueron “claros” en las elecciones del 28A cuando dieron su confianza al POSE para que formara gobierno. Animó al empresariado para que ayude a que no se bloquee “la única alternativa política posible”.

Ada Colau abrió el turno de discursos con una llamada a la estabilidad política en las instituciones después de su reelección como alcaldesa. Y se acordó de los políticos presos: “Tenemos el reto de conseguir más estabilidad: que la política se resuelva con buena política, no en los juzgados y con gente en la cárcel”.

En resumen, Torra, Maroto y Colau engarzaron tres discursos distintos, cada uno en su línea, pero sin ninguna acritud respecto a sus rivales políticos.

Microcosmos político

Pimec es una patronal próxima a la Generalitat y en la que sus dirigentes, empezando por Torra, se sienten como en casa. Sin embargo, sus galas anuales acogen microcosmos políticos de lo más variopinto. En esta ocasión coincidieron Torra, la ministra Maroto; la alcaldesa Colau; el vicepresidente económico de la Generalitat, Pere Aragonès; y diversos consejeros. Incluso la portavoz de Ciudadanos en el parlamento catalán, Lorena Roldán, o el diputado republicano Gabriel Rufián: O los abogados Jaime Alonso Cuevillas (letrado de Carles Puigdemont) y Jordi Pina (defensor de Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull en el juicio del ‘procés’). Otro ilustres presentes fueron los expresidentes Artur Mas y José Montilla, o el abogado Miquel Roca Junyent.

En anfitrión, el presidente de Pimec, Josep González, pidió a la Generalitat y al Gobierno español que “sepan construir verdaderos puentes de diálogo”. Les animó a tener “el temple necesario para llegar a acuerdos sin dejarse influir por amenazas y deseos irresponsables” que no conducirían a ninguna solución.

Ante Torra y Maroto, González propuso un “diálogo constructivo” entre los dos gobiernos. Les rogó “buscar soluciones por la vía de buenas políticas y no por las vías judiciales, que son reflejo de un fracaso político”.

El presidente de la patronal de pymes cargó duramente contra los “agoreros” que insisten en que la economía catalana pierde fuerza. Así se constató en las recientes jornadas de Sitges, organizadas por el Círculo de Economía. Sin embargo, González advirtió que “no compartimos que los malos augurios se fundamenten solo en causas catalanas [conflicto político] sin mencionar los agravios externos que hace años que nos afectan en cuanto a infraestructuras viarias y ferroviarias, o costes energéticos diferentes por territorios”.

Sobre el traslado fuera de Cataluña de miles de sedes sociales de empresas, González se mostró “dolido”. Expresó el deseo de que vuelvan, pero con la advertencia de que “deben hacerlo solas, sin incentivos, puesto que no serían entendidos por las que se quedaron”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad