Piqué y Mas miden fuerzas en la inauguración del Círculo de Economía

stop

El presidente afirma que en Bankia “habrá una investigación parlamentaria que no investigará nada”. Defiende que se necesita “más Europa y más Catalunya”

El president de la Generalitat, Artur Mas y el presidente del Cercle, en una imagen de archivo

31 de mayo de 2012 (20:22 CET)

La Reunión del Círculo de Economía ha arrancado este jueves en Sitges con un pequeño pulso entre el presidente del lobby de opinión, Josep Piqué, y el de la Generalitat, Artur Mas. El primero ha cedido y el pacto fiscal está en el programa. Y la referencia del también presidente de Vueling al gran objetivo político de Mas ha sido muy breve: “lo importante es que haya consenso entre todas las fuerzas políticas y evitar una ruptura”. Una conclusión que él mismo asegura que ha costado al Círculo.

Al final de la intervención del político de CiU, Piqué le ha devuelto el favor: “¿Ayuda a recuperar la credibilidad [de Catalunya] la indefinición soberanista [de la federación nacionalista] ?”, ha inquirido al presidente. “Si me pones un ejemplo de alguien que no hable de soberanía dejaré de hablar de ello. Todos los debates de Europa son ahora de soberanía”.

Mas también ha dejado claro que en España “se puede hablar de todo menos de Catalunya, que es una incomodidad que puede afectar al rating”.

Intervención de Bankia

Piqué también ha forzado a Mas a pronunciarse ante el empresariado catalán sobre el plan del Gobierno central para rescatar a Bankia. “Habrá una comisión parlamentaria, que casi siempre sirven para no investigar nada”, ha sentenciado.

Mas apuesta por una intervención del Estado con una condición: “Que el dinero se recupere”.

La única manera, según su valoración, para lidiar con el malestar social que ha provocado la actual hoja de ruta de Rajoy. “Es evidente. Se dice a los ciudadanos que se tienen que ajustar los presupuestos, se recortan los sueldos de la función pública, que no hay dinero y, cuando una entidad está al borde del colapso, aparece a montones”.

Hacienda propia pero integrada


Durante su intervención, el presidente de la Generalitat ha dado algunas claves del modelo fiscal que quieren construir con casi todas las fuerzas políticas con presencia en el Parlament. Asegura que quieren diseñar “una hacienda propia pero que no esté aislada. Que sea propia, dependa de la Generalitat y tenga la llave de la caja, pero con relación con el Estado y Europa”. “No rompe nada, no se carga el Estado”.

En este sentido, defiende que se tiene que reclamar “más Europa y más Catalunya” para superar la crisis actual. Con un centro de poder federal fuerte y territorios autónomos bajo una disciplina y política comuna que tengan una gran capacidad de ejercer políticas de proximidad”.

También se ha pronunciado sobre la tensión máxima de España. “Si mirásemos la situación desde fuera llegaríamos a la misma conclusión que el resto del mundo: que no tenemos credibilidad”. Por ello exige transparencia y flexibilidad a la hora de aplicar las políticas de austeridad. Y se ha mostrado muy claro en un extremo: “El sistema autonómico hace dos años que se está financiando al 6% y 7% y nadie se ha fijado en ello”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad