PP, Podemos, PSOE y Ciudadanos casi empatan en intención de voto

stop

SONDEO GESOP

Intención de voto según el sondeo de GESOP

en Barcelona, 20 de abril de 2015 (09:03 CET)

España será un país con cuatro partidos políticos prácticamente empatados en el Congreso tras las próximas elecciones generales. El sondeo publicado este lunes por El Periódico que ha sido elaborado por GESOP entre el 8 y el 13 de abril (antes del caso Rato) muestra cómo la tendencia de los últimos meses se consolida.

El principal motivo es el avance de Ciudadanos. Si los españoles hubieran sido llamados a las urnas este abril, el 17,7% hubiera apostado por la formación encabezada por Albert Rivera. Los 55-59 escaños que obtendría en la Cámara Baja recortarían la victoria del PP.

El PP se despeña y Podemos pierde fuerza

La candidatura del actual presidente, Mariano Rajoy, se queda en el 23,5% de la intención de voto. Sería la formación que más acusa la subida del partido naranja con la pérdida de hasta 84 escaños: obtendría entre 102 y 107 diputados frente a los 186 de las elecciones de 2011.

Rajoy, con todo, resiste como primera fuerza tras la irrupción de Podemos. El 20,1% de los ciudadanos consultados por GESOP darían su apoyo a Pablo Iglesias, una intención de voto que se traduciría en 78-82 representantes en el Congreso.

PSOE aguanta como tercera fuerza

La formación de nuevo cuño sería la segunda fuerza política de España, pero pierde fuelle con respecto a las encuestas de hace unos meses. No conseguiría su gran objetivo: la mayoría absoluta.

PSOE resiste mejor la irrupción de Ciudadanos y Podemos en el hemiciclo. Pedro Sánchez obtendría el 19,1% de los votos, según el sondeo, y perdería un máximo de 35 diputados. Los socialistas obtendrían entre 75 y 78 representantes y serían la tercera fuerza política del país.

Equilibrio de poder

El sondeo de GESOP apunta a un pacto entre dos de las grandes formaciones para conseguir la mayoría en la Cámara. La "estabilidad política" que reclama Rajoy en todos los actos que participa en las últimas semanas pasaría por un gran acuerdo con PSOE o con Ciudadanos. Aunque el PP carga contra ambas formaciones, igual que con la de Rivera, en la pre campaña, hecho que dificulta esta opción.

Los socialistas  han optado por el guante blanco con las dos nuevas formaciones. A su vez, ambas critican la corrupción y las políticas de los dos partidos tradicionales.

La puerta está abierta a todo tipo de pactos. Se debe tener en cuenta el aviso sobre la volatilidad de la intención de voto que se incluye en las últimas encuestas realizadas en el país. Por lo que todas las opciones están abiertas.

El resto de partidos, presencia testimonial

El resto de partidos políticos que concurren a las elecciones generales tendrían una presencia prácticamente testimonial en el hemiciclo. CiU perdería hasta seis diputados y se quedaría con el 2,9% de la intención de voto; le seguiría otro partido catalán, ERC, que crecería en hasta contar con ocho escaños, cinco más que los comicios pasados (1,9% de la intención de voto).

IU sale muy perjudicado por la irrupción de Podemos y perdería hasta siete representantes. Se queda con el 3,7% de los votos pero muy concentrados en territorios que, con la ley d'Hont, sólo le propiciarían entre dos y cuatro diputados.

La crisis de UPyD se traduciría en las próximas generales en obtener entre uno y dos escaños, tres menos que en 2011. Sería la última fuerza política del Congreso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad