PSOE y PP se quedan solos en la reforma de la Constitución

stop

LIMITAR EL DÉFICIT

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida (centro), junto a la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría

02 de septiembre de 2011 (14:25 CET)

El Congreso ha dado luz verde este viernes al mediodía a la histórica reforma constitucional. Así, 316 diputados han aprobado incluir por primera vez el principio de estabilidad presupuestaria en la Carta Magna. Muy por encima de los 202 mínimos que se requieren para que una reforma de este calado se tramite en el Senado. Los dos grandes grupos del hemiciclo, PSOE y PP, se han quedado casi solos en la votación, sólo han recibido el apoyo de UpN. Incluso dos diputados socialistas han declinado limitar el déficit del Estado en la Constitución junto a los representantes de UPyD.

La reforma sólo ha recibido cinco votos negativos en el hemiciclo, pero porque justo antes de empezar la votación todos los representantes de ERC, BNG, ICV y Nafarroa Bai han salido de la sala como muestra de protesta por la falta de negociación que aseguran que ha habido a lo largo del proceso, porque no se han aceptado enmiendas de los grupos de la oposición y porque no gusta el fondo de la reforma. Aseguran que minará el estado del bienestar. También han criticado que el cambio no se refrende en las urnas.

Gaspar Llamazares, cabeza de IU, finalmente se ha quedado en la Cámara Baja durante la votación de las enmiendas para vetar las transaccionales entre PP, PSOE y CiU. Sin las consideraciones de última hora, socialistas y populares se han quedado sin el apoyo de la federación nacionalista que han buscado hasta el último momento. De hecho, han negociado incluso durante el debate ya sentados en el hemiciclo. Finalmente, CiU y PNV se han abstenido.

El próximo debate, el Senado

A la salida del Congreso, el presidente Zapatero ha aplaudido la iniciativa. El jefe del Ejecutivo ha afirmado que está satisfecho y ha recordado que "queda todavía el día 7", cuando la reforma podría recibir la luz verde definitiva en el Senado.

Unas declaraciones en el mismo sentido que las del líder del PP, Mariano Rajoy. “Es una reforma muy necesaria que va en la misma línea que las que se toman en Europa”, ha sentenciado.

Protestas

El cambio en la Constitución ya ha sido contestado en las calles. Casi un centenar de indignados se han concentrado en los alrededores del Congreso mientras se votaba la medida y el jueves por la noche casi mil personas se han manifestado por el centro de Madrid convocados por el movimiento del 15M.

El próximo 6 de septiembre se ha convocado una nueva protesta en Barcelona.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad