El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. EFE
stop

El Pdecat, las siglas surgidas de la extinta Convergència, concurrirá a las elecciones municipales haciendo uso del paraguas de Junts per Catalunya

Barcelona, 26 de mayo de 2018 (15:11 CET)

El Pdecat sigue sin ver la luz como marca electoral. Como adelantó Economía Digital en enero, el partido refundado por Artur Mas diluirá su marca en las elecciones municipales y se presentará como Junts per Catalunya (JpC).

La formación heredera de Convergència (CDC) firma así la canibalización de su propia marca por parte del movimiento fundado por el Carles Puigdemont. El ex presidente de la Generalitat creó la marca JpC desde Bruselas de cara al 21-D.

El maquillaje de Convergència comenzó en las elecciones de 2015, cuando el partido sumó a ERC a la marca Junts pel Sí, y fue retomado para las elecciones del 21-D, a finales de 2017, cuando se presentó como JpC.

Marta Pascal: "Escogemos un proyecto político abierto, dinámico y plural, capaz de seducir a los catalanes"

Ese último nombre será el que utilizará en las elecciones de 2019, tal como lo anunció este sábado la coordinadora general Marta Pascal en el consejo nacional del partido celebrado en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Fuentes presentes en el acto explicaron a El Periódico que el objetivo de los líderes de JpC es ser "políticamente muy ambiciosos" para convertirse en "la primera fuerza política municipalista del país".

"Podemos escoger entre un proyecto político autocomplaciente o ser un proyecto político abierto, dinámico y plural, capaz de seducir políticamente a la sociedad catalana", comentó Pascal.

La fórmula Puigdemont, entonces, se mantiene. JpC seguirá siendo el artefacto político del Pdecat para combinar a los dirigentes del partido con personalidades independientes, como fue el caso en la papeleta del 21-D.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad