El expresidente catalán Carles Puigdemont tras una vista sobre su euroorden, en Bruselas, el 3 de febrero de 2020. Foto: EFE/EPA/SL

Puigdemont: del corte de la AP-7 a la comisión de Transportes de la UE

stop

El Parlamento europeo incluye a Puigdemont en las comisiones de Comercio y Transportes de la Eurocámara pese al boicot que ha respaldado en los dos ámbitos

Alessandro Solís

Economía Digital

El expresidente catalán Carles Puigdemont tras una vista sobre su euroorden, en Bruselas, el 3 de febrero de 2020. Foto: EFE/EPA/SL

Barcelona, 10 de febrero de 2020 (20:47 CET)

Resulta hasta cierto punto paradójico que las dos comisiones del Parlamento Europeo que acaban de cabida a Carles Puigdemont sean las de Comercio Internacional y Transportes, toda vez que el expresident fugado a Bélgica se pasó varios meses alentando los boicots al Ibex y a las grandes empresas españolas y animando cortes de carreteras en protesta por la sentencia del procés.

En septiembre pasado, el próximo integrante de la comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara alabó la campaña de "consumo responsable" que impulsó la Assemblea Nacional Catalana (ANC), que pasaba por boicotear a las grandes compañías españolas en favor de empresas catalanas cercanas al independentismo. Puigdemont incluso dijo que era algo similar a la política ambiental de Angela Merkel.

Esta campaña ensalzada por el líder independentista fue rechazada por el juzgado mercantil número 11 de Barcelona, que exigió a la ANC que cerrara la web de la misma tras una petición de Foment del Treball. La jueza también ordenó "el cese de la realización de cualquier actuación, por cualquier medio, con trascendencia pública que suponga la difusión de la campaña" y aconsejó abstenerse de seguirlo intentando.

Pero Puigdemont también será suplente en la comisión de Transportes de la Eurocámara, cuando hace tres meses aplaudía los cortes de carreteras provocados en la frontera entre España y Francia por la plataforma independentista Tsunami Democràtic, que provocó pérdidas cifradas en torno a los 100 millones de euros, según explicaron en aquel entonces fuentes del sector de transporte profesional.

En noviembre pasado, mientras la AP-7 permanecía cortada a la altura de la Jonquera (Girona), Puigdemont expresó en Twitter este mensaje: "Ahora mismo en la Jonquera se vive la expresión de un conflicto provocado por la falta total de respecto a lo que quieren y votan los catalanes, por condenas a 100 años de prisión y por la represión. A veces las molestias de un corte de carretera ahorran molestias mayores".

Según datos oficiales de la Generalitat publicados la semana anterior, el independentismo cortó 338 carreteras en cinco días tras la sentencia del 1-O. Los Mossos d'Esquadra denunciaron un total de 86 vehículos y retiraron con grúa otros 19 solo durante la acción de Tsunami Democràtic en la AP-7.

Puigdemont, que se estrenó este año 2020 en el Parlamento Europeo, ocupa su escaño como no inscrito después de fracasar en su intento por integrarse en el grupo de Los Verdes/AVE. Así las cosas, su participación en estas comisiones responde a un reparto de tareas acordado por él y los demás eurodiputados no inscritos.

Comín y Ponsatí

Ninguno de los tres eurodiputados huidos de la Justicia española –Puigdemont y los exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí– formarán parte de las comisiones europarlamentarias dedicadas a Asuntos Jurídicos ni a Interior, en la que se debatirá la reforma de la euroorden si la Comisión Europea decide impulsarla. Comín será titular en la Desarrollo y suplente en la de Medio Ambiente y Salud.

Por su parte, Ponsatí –que se ha estrenado este lunes por la tarde en la Eurocámara– será titular de la comisión de Industria, Investigación y Energía, y suplende de la de Economía y de Mercado Interior y Consumo. El mismo día que la exconsejera llegó a Estrasburgo se confirmó que el Parlamento Europeo había recibido la petición de su suplicatorio por parte del Tribunal Supremo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad