El acto de presentación del consejo de la república en la Generalitat, con Puigdemont en una pantalla gigante. EFE

Puigdemont desprecia el gesto de Sánchez para seducir a Pdecat y ERC

stop

El expresident marca la línea al independentismo y rechaza que se avalen los presupuestos pese al aumento inversor en Cataluña previsto por Sánchez

Iván Vila

Economía Digital

El acto de presentación del consejo de la república en la Generalitat, con Puigdemont en una pantalla gigante. EFE

Barcelona, 10 de enero de 2019 (11:55 CET)

Carles Puigdemont se ha apresurado a ser el primero en rechazar el gesto que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, piensa anunciar mañana, viernes, para conseguir que el independentismo se decante finalmente por avalar la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y se plantee incluso aprobarlos.

"Por primera vez, Cataluña será tratada con justicia por lo que respecta a la inversión pública". El anuncio lo hizo el miércoles el líder del PSC, Miquel Iceta, que no quiso dar más precisiones pero sí anunció que el anteproyecto de presupuestos que el Gobierno aprobará esta semana y presentará al Congreso el lunes inlcuirá "otro gran argumento" para que Pdecat y ERC voten a favor de las mismas.

Inversión según la adicional tercera

Ese argumento, según informó Nació Digital, consistiría en prever para 2019, por primera vez, el nivel de inversión en Cataluña previsto en la disposición adicional tercera del Estatut, es decir, dedicar a la comunidad la quinta parte de las inversiones del Estado en correspondencia con su peso en la riqueza nacional (19,2%).

La información aún no ha sido confirmada por el Gobierno, por lo que ni ERC ni el Pdecat ni el gobierno catalán, que se han comprometido a decidir conjuntamente si finalmente permiten o no la tramitación de los presupuestos, se han posicionado al respecto. Pero Puigdemont apenas tardó 20 minutos desde que se publicó la noticia en reaccionar y marcarles la pauta vía Twitter a las formaciones independentistas y el govern de Quim Torra

"Venden como primicia el cumplimiento de una ley orgánica aprobada en 2006... Espero que nadie con los pies en el suelo compre eso como el 'gesto' que estaba esperando para aprobar los presupuestos Sánchez", escribió el expresident en su cuenta en la red social.

El miércoles, Torra también advirtió que si Pdecat o ERC acabaran votando a favor de las cuentas de Sánchez sin que este hubiera hecho antes una "propuesta política" sobre la autodeterminación en Cataluña, habría una crisis de gobierno en la Generalitat.

El matiz, nada menor, es que lo que en estos momentos está en discusión, de entrada, no es esa aprobación final de los PGE con la que ahora mismo no cuenta nadie, sino si las dos formaciones independentistas abogan, como planean hacer PP o Cs, por una enmienda a la totalidad, lo que cortaría de raiz el debate presupuestario y enviarías las cuentas al cajón a las primeras de cambio, o permite que completen su tramitación parlamentaria, que podría alargarse hasta marzo.

La decisión no puede dilatarse mucho más, pero el caso es que tanto en el Pdecat como en Esquerra hay divergencias al respecto. Y, en los próximos días, tanto Torra como la formación heredera de Convergència pasarán por Waterloo para despachar con Puigdemont sobre la estrategia a seguir en los próximos meses, lo que incluye, claro, esa toma de posición. El president acude a ver su antecesor este viernes, y el Pdecat celebra en Bélgica la reunión de su ejecutiva del próximo lunes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad