Carles Puigdemont vía vídeoconferencia en la presentación de la Crida Nacional por la República, el pasado mes de julio. Foto: EFE/QG

Puigdemont lanza su nuevo partido sin contar con Torra

stop

Los portavoces de la Crida anuncian este jueves los planes para configurar la plataforma a lo largo de este otoño

Economía Digital

Carles Puigdemont vía vídeoconferencia en la presentación de la Crida Nacional por la República, el pasado mes de julio. Foto: EFE/QG

Barcelona, 27 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se suma este jueves a los actos de precalentamiento de la conmemoración del 1-O con la presentación de su nuevo partido. O, mejor dicho, con la segunda presentación.

La denominada Crida Nacional per la República pretende agrupar al grueso del independentismo, aunque de momento no se vislumbra tal objetivo. De hecho, el nuevo partido tan siquiera está formalmente constituido y sus presuntos líderes tampoco aparecerán en escena.

No lo hará Puigdemont porque está huido en Bélgica y tampoco lo hará el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a pesar de que no tiene ningún acto en su agenda oficial para excusar su presencia este mediodía este mediodía en el MACBA de Barcelona. El argumento para ausentarse es que se trata de una presentación para la prensa.

Los pasos de la Crida

El expresidente de la Assemblea Nacional Catalana (ACN), Jordi Sànchez, hoy en prisión preventiva, fue el encargado de realizar la primera presentación de la Crida por videoconferencia a mediados de julio pasado. 

Ya entonces, se anunció que en otoño se celebraría una convención constituyente en la que se concretaría la forma jurídica y los integrantes de la plataforma.

Aquel movimiento se hizo con el Pdecat aún en manos de Marta Pascal, enfrentada a Puigdemont. Ahora, Pascal ya no está, y la cúpula de la formación heredera de Convergència ha sido remozada al gusto del expresidente, pero el partido aún no ha concretado la forma en que se integrará en el movimiento puigdemontista.

En aquel acto Torra fue la estrella, junto con la intervención a distancia de Puigdemont. Pero en esta ocasión, el presidente de la Generalitat se ha evaporado.

"De la suerte y éxitos de la Crida dependerá, en parte, la suerte y éxitos del país en los futuros meses, que seguro que serán muy intensos y llenos de sacrificios para alcanzar la causa justa de la independencia”, llegó a decir Torra.

Crida de segundas espadas

Está previsto que participen los designados como portavoces de la Crida: los diputados de Junts per Catalunya Antoni Morral y Gemma Geis y el actual delegado de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell, aspirante también a alcaldable puigdemontista por Barcelona.

La Crida está diseñada también para fagocitar a ERC, pero de momento, solo el Pdecat, controlado como se ha dicho por el propio Puigdemont, se ha mostrado abierto a sumarse. Tanto la CUP como los de Oriol Junqueras le han dado la espalda.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad