Carles Puigdemont y los eurodiputados miembros de la Plataforma de Diálogo UE-Cataluña en su reunión del 8 de octubre de 2019, en Bruselas. Foto: Leïla Chaibi/Twitter

Puigdemont reúne al 3% de la Eurocámara para plantar cara al Supremo

stop

Los 21 eurodiputados afines a las tesis independentistas de Carles Puigdemont advierten de que la sentencia del 1-O no pasará desapercibida en la UE

Alessandro Solís

Economía Digital

Carles Puigdemont y los eurodiputados miembros de la Plataforma de Diálogo UE-Cataluña en su reunión del 8 de octubre de 2019, en Bruselas. Foto: Leïla Chaibi/Twitter

Barcelona, 08 de octubre de 2019 (20:41 CET)

Carles Puigdemont tiene un grupo de amigos eurodiputados que forman parte de la llamada Plataforma de Diálogo UE-Cataluña, que este martes ha celebrado su primera reunión de la nueva legislatura. De más de 30 miembros en el pasado parlamento, la plataforma –que no es un grupo parlamentario oficial– está conformada ahora por 21 diputados, menos del 3% del total de 750 congresistas que conforman la Cámara.

El encuentro ha coincidido con la luz verde del Parlamento Europeo al nombramiento de Josep Borrell como Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea (UE) a partir del 1 de noviembre, por lo que han aprovechado para ventilar críticas contra el socialista catalán. También se ha abordado la respuesta que darán a la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio del 1-O, en los próximos días.

Pese a que Borrell ha evitado abordar el conflicto catalán durante su comparecencia de tres horas el lunes ante la Eurocámara, los amigos de Puigdemont en Bruselas han transmitido una primera advertencia al ministro de Exteriores en funciones sobre sus planes para que asuntos como el procés, la sentencia del 1-O y la situación de los políticos presos catalanes no pasen desapercibidos en la esfera de la UE.

La respuesta a la sentencia que preparan 20 eurodiputados

Este grupo de eurodiputados afines a la causa independentista, conformado por una veintena de parlamentarios, ha anunciado que prepara una respuesta a la sentencia del procés, que el Tribunal Supremo español previsiblemente anunciará entre el viernes 11 y el lunes 14 de octubre. Desde ya, los miembros de la plataforma de presión de Puigdemont reclaman a la Eurocámara una intervención sobre los presos.

Una "solución democrática" basada en la "autodeterminación" es parte de lo que exigen los parlamentarios de la plataforma, según han informado este martes después de la reunión en la que también han participado Puigdemont y el ex consejero de Salud, Toni Comín, ambos eurodiputados electos en las últimas elecciones pero incapaces de recoger sus actas de diputados por ser prófugos de la Justicia española.

"La Plataforma de Diálogo UE-Cataluña nuevamente será a una voz fuerte denunciando la represión política en España", ha tuiteado el eurodiputado flamenco, Mark Demesmaeker, tras la reunión, en lo que supone otro mensaje a Borrell de que la UE no podrá, a su juicio, dar la espalda a la crisis catalana en la nueva legislatura, máxime cuando se acerca la sentencia del 1-O, que el independentismo prevé condenatoria.

La eurodiputada de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Diada Riba, también se ha sumado a la plataforma y ha anunciado que "convocaremos una acción en el Parlamento Europeo e invitaremos a todos los eurodiputados a formar parte de las concentraciones multitudinarias y transversales que se harán en Cataluña siempre de manera pacífica".

"Aunque hubiera absolución", ha añadido Riba, seguirán protestando la sentencia porque los dos años de prisión preventiva de los políticos catalanes "ya son motivo de protesta".

Puigdemont, "preocupado" por la llegada de Borrell a la UE

Tras asistir a la reunión de la plataforma por el diálogo entre la UE y Cataluña, Puigdemont ha respondido las preguntas de los medios. Sin duda ha sido consultado por el nombramiento de Borrell como jefe de la diplomacia en el Ejecutivo de la UE, y ha afirmado que le "preocupa" que el ministro en funciones represente la política exterior europea.

De la misma forma que expresó el lunes en Twitter, Puigdemont ha comentado que le "hubiera encantado poder hacerle una pregunta" a Borrell sobre "la democracia y los derechos humanos". Y ha comparado la represión a los kurdos en Turquía con la "represión" en Cataluña, criticando que Europa va "por el mundo" como "potencia de democracia y los derechos humanos".

En todo caso, a Puigdemont le hubiera gustado que la UE optara por perfiles "más solventes, más frescos" que el de Borrell y ha lamentado la ausencia de "una visión más moderna de lo que va a representar" el ministro español, "con independencia de la cuestión de Cataluña". Europa debe "mirar para dentro y ver aquellas cosas que afectan a sus Estados miembros, que el señor Borrell conoce muy", ha dicho.

En el mismo espacio de declaraciones a la prensa, el expresidente catalán ha repetido que cree que la Justicia española reactivará la euroorden en su contra en cuanto se conozca la sentencia del procés y ha afirmado que él y sus consejeros huidos están "preparados para ello". "Va a ser la tercera (euroorden) y, por lo tanto, ya un poco de experiencia tenemos", ha comentado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad