Puigdemont rompe el pacto con la CUP

stop

Oriol Junqueras asegura que el veto de la formación antisistema a los presupuestos tendrá consecuencias ''muy graves'' en el proceso secesionista

Puigdemont junto a representantes de la CUP: Mireia Boya (izquierda) y Anna Gabriel (derecha)

Barcelona, 08 de junio de 2016 (12:41 CET)

El pacto de estabilidad en Cataluña ya es historia. Ante la decisión de la CUP de vetar los presupuestos del Govern, lo que de facto ya daba al traste con la gobernabilidad catalana, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dejado claro que la decisión de la formación anticapitalista supone "un punto de inflexión" y que el ejecutivo catalán no se "venderá".

Puigdemont se ha reunido este miércoles con el grupo parlamentario de Junts pel Sí en la cámara catalana para analizar la decisión de la CUP y ha decidido romper la alianza que mantenía con este partido desde que empezó la legislatura.

Por su parte, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, ha alertado de que el veto de los anticapitalistas comportará consecuencias "muy graves" en el proceso secesionista. El líder de Esquerra Republicana de Catalunya asegura que este año se han elaborado una serie de "medidas sociales vinculadas a la hoja de ruta" que no se podrán aplicar si no se aprueban las cuentas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad