Pujol Jr llega a la Audiencia Nacional con el fiscal arrugado

stop

Anticorrupción rechaza la prisión preventiva pero el juez podría tomar medidas por su cuenta para evitar la destrucción de pruebas

 Pujol y su hijo, Pujol Jr, en una de las pocas imágenes públicas donde aparecen juntos

14 de septiembre de 2014 (18:03 CET)

Jordi Pujol Ferrusola (Pujol Jr) declara este lunes en la Audiencia Nacional ante el juez Pablo Ruz. Ha llegado el día en que el primogénito del ex presidente catalán dará explicaciones sobre el movimiento de millones de euros en paraísos fiscales así como el origen de los mismos. Antes de que empiece la sesión, el fiscal anticorrupción se ha arrugado. Ha avanzado que no pedirá prisión preventiva. Decisión que ha tomado sin escuchar el testimonio del hermano mayor del clan catalanista ni el de la ex mujer del sospechoso, Mercè Gironès.

Ruz sustenta la cita en los juzgados de la ex pareja como imputados en la confesión que Jordi Pujol padre realizó el 25 de julio. Fue la clave que faltaba para armar el relato judicial. La Audiencia Nacional acumula desde hace prácticamente dos años datos sobre operaciones dudosas y ejecutadas por Pujol Jr. Ruz consideró el comunicado escrito del ex presidente de la Generalitat como un elemento que daba cohesión a las investigaciones.

Ingresos superiores a 200.000 euros

La Agencia Tributaria sospecha de ingresos en efectivo en cuentas bancarias extranjeras, relato que coincide con las declaraciones de Victoria Álvarez, la ex novia de Pujol Jr (anterior a Mercè). Aquella dijo que fue testigo de cómo se transportaban bolsas “llenas de billetes de 500 euros” a Andorra. Hacienda detectó que entre 2004 y 2012 la familia del fundador de Convergència movió 32 millones en 13 países, la mayoría paraísos fiscales.

La Audiencia Nacional concreta el origen del capital a través de varios informes de la UDEF, la policía especializada en fraude y corruptelas. Se habla de mordidas por primera vez en febrero de este año: según el juez, Pujol Ferrusola y Gironès ingresaron repetidamente entre 2004 y 2012 “importes superiores a los 200.000 euros” de “empresas que directa o indirectamente declaran ingresos procedentes de distintos organismos públicos de Cataluña”.

Ruz sigue la pista en 80 bancos

Para dar solidez a la investigación, Ruz ordena a cinco bancos españoles información sobre 80 cuentas. El saldo total del matrimonio Pujol-Gironès (a pesar de ya estar divorciados) pasa de 106.000 euros a 12,2 millones de euros en ocho años. En paralelo, el magistrado pide a la Dirección General de Tráfico información sobre la compra-venta de 80 vehículos de alta gama. Aunque el fiscal ya está seguro de que no tomará medidas que limiten la libertad de ambos, Ruz podría actuar por su cuenta.

Por esta razón, el riesgo de que Pujol padre vea a uno de sus hijos ingresando en prisión, o evitándola a cambio de una fianza, no se ha disipado por completo. La Audiencia Nacional podría tomar medidas para evitar la destrucción de pruebas. Éstas, además de la preventiva, se centrarían en el patrimonio de la pareja en dos sentidos. Se congelará para facilitar la instrucción y además como garantía de futuras responsabilidades. Pujol Jr y Gironès comparecerán por separado.

'Amabilidad' de los fiscales

Un elemento más: existen precedentes sobre la prudencia de los fiscales con los Pujol. Cuando la prensa madrileña destapó el caso, el fiscal superior de Cataluña, José María Romero, se activó contra los periodistas de El Mundo que informaron sobre un asunto que, meses después, confirmó el ex presidente autonómico de su puño y letra. Esas actuaciones fueron rachazadas. Remontados en el calendario, cabe mencionar que los fiscales generales del Estado han bloqueado a sus homólogos de anticorrupción en el caso Banca Catalana, según denunció Carlos Jiménez Villarejo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad