Rajoy insiste: reclama “una Catalunya unida, española y europea”

stop

El presidente reitera que el envite independentista lleva a quedar “fuera del mundo y aislada” en un mitin en Barcelona

Mariano Rajoy junto a Miguel Arias Cañete, Alícia Sánchez-Camacho y Santi Fisas en BCN | EP

17 de mayo de 2014 (14:04 CET)

La cuestión catalana es uno de los puntos básicos de la campaña europea, que este sábado llega a su ecuador. El Partido Popular (PP) ha decidido pujar fuerte y ha desembarcado en Barcelona con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El guión está definido y el jefe del Ejecutivo no se ha salido ni un milímetro de él: ha pedido el voto para luchar por “una Catalunya unida, española y europea”.

Rajoy reitera que la alternativa a este escenario es extremadamente pesimista. “Una Catalunya dividida, fuera del mundo y aislada”, ha manifestada a los casi 2.000 militantes y simpatizantes que ha congregado a la capital catalana.

Fila noble

Ha arropado al presidente tanto pesos pesados del PP catalán como de la calle Génova. Estaban a su lado la líder del partido en la comunidad, Alícia Sánchez-Camacho, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el vicesecretario de Organización y Electoral de la formación, Carlos Floriano.

Además de los dos candidatos, el catalán, Santi Fisas, y la cara visible del partido, Miguel Arias Cañete, quien intenta dejar atrás el patinazo de su declaración machista tras el cara a cara con su rival del PSOE, Elena Valenciano.

Regresa a Barcelona en 2 semanas

Rajoy ha subido el tono de sus declaraciones. Ha insistido que el PP es la única garantía de que en Catalunya “no ocurrirá nada que luego se tenga que lamentar”. El presidente incluso ha dedicado unas palabras a quienes le acusan de atizar con el discurso del miedo y de la inmovilidad: “Nosotros no inventamos la historia, ni disfrazamos la realidad, ni repartimos diplomas de catalanidad". 

El diálogo no ha estado presente en su discurso. La campaña electoral sigue su curso. Por ahora, Rajoy se despide de Barcelona. Pero regresará en Catalunya en tan sólo 15 días, para clausurar las jornadas económicas organizadas por el Círculo de Economía (como es tradicional). ¿Cambiará el guión tras los comicios?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad