Rajoy se apropia ''el cambio en España'' contra Podemos

stop

El presidente en funciones señala que él ha logrado el cambio de tendencia, desde 2012, en el que España ''pudo quebrar'' y pide de nuevo un acuerdo para cuatro años con los socialistas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su presentación en el Círculo de Economía, en Sitges / EFE

SITGES, 28 de mayo de 2016 (13:46 CET)

¿Cambio? ¿Quién ha logrado el cambio en España? Mariano Rajoy, arropado con todo tipo de datos y porcentajes, ha querido dejar claro que el cambio lo ha protagonizado su Gobierno, "con una economía más saneada", frente al "cambio" de Podemos.

Él es el cambio, después de que España estuviera a punto de "quebrar" en 2012, y el peligro es "la inestabilidad política y la práctica de algunas administraciones, con decisiones equivocadas". Sin embargo, el problema es cómo gobernar.

El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, que anunció que éste será el último año al frente del lobby empresarial, le refirió su apuesta: que se deje gobernar al partido con la lista más votada si no hay forma de formar gobierno.


Guiños al empresariado catalán

Rajoy no se ha movido. Y defiende lo mismo que tras los comicios del 20 de diciembre. "Se ha visto en otros países, estoy a favor de esa idea de la lista más votada, pero lo que haré será muy similar y es ofrecer un pacto estable de cuatro años", en clara referencia al PSOE.

"Entonces el acuerdo que planteé con el PSOE se despachó en tres minutos, veremos ahora", aseguró, tras plantear lo que para él no podía ser: "Había dos opciones, ese acuerdo, o uno con el PSOE, Ciudadanos, ERC y CDC, el resto de fórmulas era inviable, aritméticamente inviable", ha insistido.

Rajoy, en las jornadas del Círculo de Economía en Sitges, ha querido ser contundente. Tras el 26 de junio, su nombre será la moneda de cambio para poder constituir un gobierno, pero eso ya llegará. Ahora Rajoy apura todas sus opciones. Con continuos guiños al empresariado catalán, "ustedes lo han hecho muy bien", en alusión a la mejora del sector exportador, y a la evolución económica, Rajoy ha llegado a concretar todas las decisiones de los gobiernos locales en manos de Podemos, en Barcelona y en Madrid, --de las alcaldesas Ada Colau y Manuela Carmena-- para señalarlos y constatar la estrategia del PP: o nosotros o Podemos.


Lista de todas las decisiones de Colau y Carmena

"El peligro, después del cambio de tendencia, a finales de 2016 España habrá recuperado ya los niveles de renta previos a la crisis", es la inestabilidad política y las decisiones de las administraciones locales que llevan a suspender licencias para construir nuevos hoteles, a ordenanzas para limitar terrazas en las calles, a crear sindicatos de manteros, a mostrar los salarios para parar una huelga (el caso de la huelga de autobuses en Barcelona), a ahuyentar a inversores con demagogia barata (el caso del edificio de la plaza España en Madrid)", ha detallado Rajoy, ante un cierto asombro de los empresarios reunidos en Sitges, por el nivel de detalle.

Hasta se ha referido el líder del PP a la "cobertura de la Ronda de Dalt", --pronunciando mucho la letra T--- en Barcelona, que es otro de los problemas que debe hacer frente la alcaldesa Ada Colau.


Objetivo de 20 millones de españoles trabajando

Rajoy ha querido ser optimista, siempre que "se mantengan las reformas, el esfuerzo que nos llevará a 20 millones de personas trabajando, que es el objetivo".

Los cambios, según el presidente en funciones, han sido evidentes. Rajoy se ha escudado en los cambios de la economía española en los últimos años, en un aumento del sector exterior, con una mayor capacidad para exportar, y en una inflación menor que la media europea, que Alemania. Con eso se ha ganado "competitividad", con medio millón de empleos netos creados en 2015, y la "mayor reducción anual del paro de la historia, con 678.000 personas menos".

Rajoy ha añadido que, además, esos números incluyen la reducción en un 20% del desempleo juvenil, con 126.000 parados jóvenes menos en un año. La estrategia está clara: el cambio real, frente a un enemigo que sólo identifica con Podemos.

El presidente en funciones aseguró, tras las preguntas de los asistentes, que descarta que la Comisión Europea pueda multar a España, y que el objetivo de déficit del 3% se cumplirá en 2017, "algo que es razonable".


Aplausos a Costas

Las jornadas del Círculo de Economía en Sitges finalizaron con un enorme y prolongado aplauso a Antón Costas, tras un discurso de Carlos Cuatrecasas, presidene de la fundación del lobby empresarial. "Gracias Antón, por presidir el Círculo, en momentos muy complicados, desde el punto de vista económico y político, gracias por mantener la independencia del Círculo, a pesar de toda la presión recibida", aseguró, recordando que el Círculo "nunca ha habido vacío de poder, y que cada tres años se ha renovado la presidencia".

Ahora se abrirá un periodo de reflexión, en el que el Cercle afrontará la elección de un nuevo presidente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad