Rajoy se autorrebaja la euforia: España crecerá el 0,7% en 2014

stop

SESIÓN EN EL SENADO

24 de septiembre de 2013 (18:17 CET)

¿Es una estrategia? ¿O es el resultado de una política de moderación, de ajuste real en función del estado de la economía? Lo cierto es que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado en el Senado las previsiones de crecimiento de España para 2014. Y ha aumentado en sólo dos décimas la evolución de la economía, del inicial 0,5% al 0,7%, a pesar de que distintos organismos internacionales hayan considerado que España crecerá un 1% del PIB.

Esa previsión, la del 0,7% se presentará en el consejo de ministros de este viernes. Se trata de una previsión “prudente”, como ha admitido el propio Rajoy, consciente de que cualquier cambio, por leve que sea, en el panorama internacional, puede variar todos los planes. Ese es el problema, la extrema fragilidad de la economía española, atenazada por la deuda pública, y por el pago de intereses.

Si esas partidas crecen, todo lo presupuestado se vendrá abajo. Si las previsiones en el papel aguantan en la realidad, efectivamente España podrá crecer el próximo año, aunque ello no sea suficiente para iniciar una senda de creación de puestos de trabajo.

Recortes a los pensionistas

Rajoy ha ofrecido ese dato, tras una pregunta del senador socialista, Marcelino Iglesias, quien le ha afeado que el Gobierno acabará recortando unos 33.000 millones de euros a los pensionistas en los próximos años tras la revisión del sistema por parte del PP. Para el presidente del Gobierno esa cifra no será real, porque espera que España ya esté creciendo, y ello permita mayores ingresos que compensen esos recortes.

Y lo que es muy importante para un colectivo esencial, el de los funcionarios, Rajoy ha asegurado que no se suprimirá ni en 2013 ni en 2014 la paga extra a los trabajadores públicos.

Petición de menos esfuerzos

Tras distintos reproches de la oposición, el Gobierno ha defendido que ha tratado de repartir la carga de los recortes en el conjunto de la sociedad española, y que en estos momentos España puede contar ya con bases sólidas para iniciar el crecimiento. A partir de ahora, habrá que seguir el camino de las reformas, pero “se van a pedir menos esfuerzos y se va a intentar mejorar la gestión”.

En todo caso, ¿tiene Rajoy mejores datos sobre la mesa y quiere curarse en salud, o, ha visto, en cambio, mayores dificultades y ha reaccionado antes que esos organismos internacionales como el FMI?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad