Rajoy ya es persona 'non grata' en Pontevedra tras un polémico pleno

stop

El pleno se llegó a suspender hasta en dos ocasiones por los insultos del público a los ediles del PSOE y Marea, impulsores de la moción

Partidarios y detractores de Ence y de Rajoy ante el Teatro Principal de Pontevedra | EP

A Coruña, 22 de febrero de 2016 (12:04 CET)

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha sido declarado este lunes persona non grata en su ciudad, Pontevedra. El pleno, que ha tenido que ser suspendido hasta en dos ocasiones, ha aprobado una moción presentada por los grupos municipales de PsdeG-PSOE y Marea con el apoyo del BNG. Los siete ediles del PP se ausentaron en el momento de la votación.

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG) ha señalado que la decisión se debe al hecho de que Rajoy, estando en funciones, ha renovado por otros 60 años la concesión para la fábrica de ENCE ubicada en la ría, cuando originalmente tenía que cambiar de lugar en 2018.

En este sentido, ha anunciado que el futuro presidente del Gobierno, sea quien sea, también será declarado 'persona non grata' si no revoca esta decisión.

Prima la marcha de Ence

El regidor, que llegó a recriminar en el transcurso de la sesión a los partidarios de Ence el hecho de que los concejales no pudiesen intervenir, asume que declarar a Rajoy 'persona non grata' no es el problema más importante de su ciudad.

No obstante, indicó que lo que le interesa es que se anule la decisión sobre la fábrica, que ha calificado de "espina" en una ciudad con premios a la sostenibilidad. "Queremos una ría dedicada a la acuicultura, al esparcimiento y a la recuperación del espacio natural", matizó.

Tensión

Minutos antes de la celebración del pleno hubo momentos de tensión a la entrada del Teatro Principal entre los partidarios de Ence, que abucheaban a su llegada a los representantes de los grupos de izquierdas, y los detractores de la pastera, que coreaban consignas contra el presidente y la continuidad de la fábrica en la ría, todo entre un gran despliegue policial.

La confrontación se trasladó al interior del recinto donde, una vez iniciada la sesión, las consignas se siguieron escuchando. No obstante, fueron los insultos y los abucheos durante la intervención del edil socialista y del de Marea los que obligaron a suspender el pleno hasta en dos ocasiones.

Apoyos

El pleno ha contado con la presencia, entre otros, de las diputadas Pilar Rojo, amiga personal de Rajoy, y Paula Prado. También la presidenta de la Zona Franca de Vigo, Teresa Pedrosa, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Marín, José Benito Suárez.

Este fin de semana, otros dirigentes populares como la ministra de Fomento, Ana Pastor, o Íñigo Fernández de Vigo han mostrado su apoyo al presidente del Gobierno en funciones y han rechazado el repudio por parte de la ciudad de Pontevedra, un acto que la ministra Pastor atribuye a una actitud "sectaria y partidista".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad