Rajoy ya puede negociar cómo recortará 5.000 millones

stop

La Comisión Europea envía una carta al Gobierno tras conocer que el líder del PP será reelegido presidente este sábado

Manel Manchón

Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa tras ser recibido por el rey en la ronda de contactos para formar gobierno. EFE/Javier Lizón
Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa tras ser recibido por el rey en la ronda de contactos para formar gobierno. EFE/Javier Lizón

Barcelona, 25 de octubre de 2016 (21:19 CET)

Mariano Rajoy será, de nuevo, presidente del Gobierno. Lo tiene todo dipuesto, y este sábado, con la abstención del PSOE, podrá ser reelegido. Y podrá negociar ya cómo recortará 5.000 millones de euros en los presupuestos de 2017. Es lo primero que se encontrará en su mesa en la Moncloa: una carta de la Comisión Europea en la que le emplaza a acometer recortes de inmediato.

Lo que reclama la autoridad europea es una correción del presupuesto para cumplir el objetivo de déficit en 2017, que es del 3,1% del PIB. En la cuentas que presentó el Gobierno en funciones, ese porcentaje es del 3,6%. Y esas cinco décimas de diferencia suponen unos 5.000 millones, que también se deberán recortar en los presupuestos de 2018.


Decisión razonable

Se trata de un esfuerzo que el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha considerado asumible, al entender que el crecimiento de España será mayor al esperado, y que eso comportará ingresar más, y, por tanto, recortar menos. Pero es un futurible que ahora la Comisión Europea no quiere tener en cuenta.

Con un gobierno en ciernes, Bruselas pide ya a Rajoy que coja el toro por los cuernos, asumiendo que con un Ejecutivo en funciones esa tarea era imposible.

El requerimiento al Gobierno llega justo cuando se han despejado todas las incógnitas. Rajoy cerró la ronda de consultas del rey con los dirigentes de todos los partidos, con una afirmación diáfana respecto a la posición del PSOE: "Es una decisión responsable y razonable", aseguró, en alusión a la abstención decidida por el comité federal del PSOE.


Buscar colaboración en el Congreso

El líder del PP constató las dificultades que se encontrará. Y se mostró abierto para poder negociar con otros grupos parlamentarios. Lo necesita para presentar otras cuentas en Bruselas, que incorpore esos recortes por 5.000 millones de euros. Pero también para sortear todos los proyectos de ley que quiera impulsar.

"Me gustaría contar con una mayoría parlamentaria más amplia. Sé que no va a ser así, pero trabajaré desde el primer día para que ese Gobierno sea estable y duradero. Soy consciente de que eso sólo será posible con diálogo y acuerdos, y tendré que ganarme los apoyos y ni se me pasa por la imaginación disolver las Cortes. Voy a intentar que la legislatura dure cuatro años".

Se lo tendrá que ganar. Y ese es su principal reto, con el PSOE roto en dos mitades, que estará pendiente de su propio futuro, con un congreso que se deberá convocar en los próximos meses, y con la necesaria elección de una nueva dirección.


¿Chantaje?

Uno de los argumentos, precisamente, de Pedro Sánchez para enrocarse en el 'no' a la investidura de Rajoy era que el PP buscará la complicidad de los socialistas para sacar adelante los presupuestos y las principales leyes. Con ello, a juicio de los partidarios del 'no', Rajoy podía "chantajear" al PSOE. Sin embargo, la gestora del PSOE, hasta que no se constituya una nueva dirección, cree que se puede colaborar y ejercer, a la vez, una labor de oposición.

Javier Fernández, el presidente de esa gestora, insiste en que el PSOE facilitará la investidura, pero no negociará los presupuestos con el PP, y que Rajoy deberá buscar otros socios, como Ciudadanos o el PNV.

Lo cierto es que este martes se dio luz verde al inicio de la legislatura. Este miércoles, Rajoy pronunciará su discurso de investidura, en el que quiere tender puentes con el resto de fuerzas políticas. El discurso ofrecerá claves para vislumbrar qué está dispuesto a sacrificar Rajoy para lograr el apoyo de fuerzas como Ciudadanos o la colaboración puntual del PSOE.

Podemos, con su proyecto

El jueves se producirá la primera votación en el Congreso, que Rajoy no podrá superar porque se necesita la mayoría absoluta. Y el sábado, en segunda votación, será reelegido presidente al contar con más 'síes' que 'noes' gracias a la abstención del PSOE, pese a que varios diputados socialistas podrían mantener su 'no', además de los siete miembros del PSC.

Al mismo tiempo, Podemos pondrá en marcha el plan de Pablo Iglesias para ser más activo en las calles, con la concentración Rodea el Congreso, con la intención de aprovechar el momento y liderar el frente de izquierdas, en detrimento del PSOE.

En cualquier caso, quien ha tomado nota de que ya existe un Gobierno en España es la Comisión Europea. Es la hora de Rajoy.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad