La gente se relaja en Primrose Hill en Londres, Gran Bretaña. Foto: Efe

Reino Unido valora de nuevo exponerse al virus para crear inmunidad

stop

El asesor del Gobierno sobre pandemias indica que se debe volver a pensar en la inmunidad colectiva porque el Reino Unido está en un "callejón sin salida"

Barcelona, 04 de abril de 2020 (20:32 CET)

Gran Bretaña está buscando la manera de poner fin al bloqueo nacional y por ello plantea rescatar la idea inicial de inmunidad colectiva, según un destacado asesor gubernamental. Parecía que era una estrategia que se había quedado obsoleta, teniendo en cuenta la gran cantidad de casos de coronavirus que se propagan por el país. Reino Unido es uno de los territorios más afectados del mundo con más de 41.900 casos de contagio y 4.300 muertes contabilizadas.

El mayor asesor científico de Johnson, Sir Patrick Vallance, ya hablaba sobre el tema hace semanas, antes de que el virus afectase a tantos ingleses. Esta vez depende del profesor Graham Medley, el principal asesor ejecutivo sobre pandemias, que ha ofrecido una entrevista al periódico londinense The Times explicando las acciones que tienen en mente.

El profesor afirma que "el Reino Unido se está quedando atrapado en un callejón sin salida" con estrictas medidas para contener la infección a la par que otros países como España, Italia o Francia. "Un encierro continuo que es probable que cause más daño que el virus en sí como: la violencia doméstica, las enfermedades mentales graves que causan aislamiento en el hogar o el desempleo crónico".

Tambien sugiere que el daño potencial causado por las restricciones incluye el daño económico. "No me refiero a la economía en general, me refiero a los ingresos de las personas que dependen de una corriente continua de dinero y sus hijos, en particular en el cierre de las escuelas", indicó en la entrevista. Esto implicaría priorizar a los más jóvenes respecto a los ancianos. El mayor riesgo para los ancianos quedaría compensado por el ahorro a las generaciones más jóvenes del aumento del desempleo, la violencia doméstica y las enfermedades mentales, según sugiere.

Si bien reconoce que ha sido necesario el confinamiento —y la única opción— para mantener bajos los niveles de infección y controlar la pandemia, no cree que estas medidas puedan aplicarse a largo plazo. Por eso, apunta a que "debemos reconsiderar la estrategia de inmunidad colectiva para permitir que las personas contraigan el virus de la manera menos mortal posible". La fecha para implantar esta nueva estrategia podría ser en verano, cuando la atención médica británica estará menos presionada.

Un concepto científico

La inmunidad colectiva tal y como la conoce el país y como anunció Patrick Vallance en conferencias sobre el coronavirus consiste en que "el 60% de los británicos deberían contraer el virus para desarrollar inmunidad como rebaño, algo importante mantener la enfermedad bajo control a largo plazo". 

Ahora, ese umbral habría crecido y se encontraría en el 70%, según el profesor Medley. Otras encuestas recientes, como la de la Universidad de Oxford apuntan a que puede que el 50% de los residentes del Reino Unido ya hayan contraído o superado el coronavirus.  

Como la pasada ocasión, la idea ha generado grandes controversias. El Gobierno se escuda diciendo que "la inmunidad colectiva no es nuestro objetivo", a pesar de que nunca hayan dejado de tenerla en mente. Matt Hancock también insiste en medio de las críticas en que la inmunidad colectiva es "un concepto científico, no un objetivo o estrategia". En cambio, apresurarse a prohibir los juegos de fútbol o cerrar las escuelas indica que "se siente bien, pero no necesariamente se basa en pruebas".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad