Rivera expulsa de Ciudadanos al alcalde de Arroyomolinos por romper la disciplina de voto

stop

SE CORTA POR LO SANO

Albert Rivera expulsa de Ciudadanos al alcalde de Arroyomolinos, Carlos Ruipérez

desde Madrid, 16 de junio de 2015 (23:00 CET)

En Ciudadanos no están dispuestos a pasar ni una respecto a saltarse a la torera las directrices emanadas desde la dirección del partido. Y el alcalde del municipio madrileño de Arroyomolinos, Carlos Ruipérez,  y otros tres ediles díscolos lo han podido comprobar.

Los cuatro acaban de ser expulsados del partido liderado por Albert Rivera por haber hecho caso omiso a la estrategia a seguir en la elección de alcalde, de que resultara elegido el candidato de la lista más votada. En este caso, la del PP.

El resultado de las elecciones del pasado 24M en Arroyomolinos dejó al PP con 7 concejales, a Ciudadanos con 5 y los seis ediles restantes se los repartieron Arroyomolinos Sí Puede, Partido Independiente de Arroyomolinos (PIArr) y el PSOE, con tres ediles para cada formación.

Incumplimiento

"El pasado viernes, antes de la votación para alcalde, dijimos a los cinco concejales que siguieran las instrucciones, que no se votaran a sí mismos y que lo hicieran en blanco para que obtuviera la alcaldía la lista más votada. Dijeron que sí, pero a la hora de la verdad solo uno cumplió. Los otros cuatro, no", explica lo ocurrido un portavoz de la formación naranja.

Tras la expulsión de Ciudadanos, los cuatro ediles tienen dos alternativas. Entregar el acta de concejal o negarse a hacerlo. Si se enrocan y se niegan, el partido comunicaría a los Ministerios del Interior y Hacienda y Administraciones Públicas la situación y, automáticamente, quedarían fuera del grupo municipal y encuadrados como no adscritos. "Podría incluso seguir como alcalde pero no cobraría como tal y solo percibiría las dietas correspondientes por asistir a los plenos", apunta la misma fuente.

Destituido como jefe de Protección Civil

Detrás de esta ruptura de la disciplina de voto por parte de Carlos Ruipérez existe una razón de índole personal. En febrero de 2014 el equipo de gobierno del PP, con Juan Velarde al frente, tomó la decisión de destituirle como jefe de la agrupación local de Protección Civil tras seis años en el cargo.

Detrás de este cese, cada una de las partes ofreció entonces su explicación. Desde el Ayuntamiento argumentaron que todo se debía a una pérdida de confianza tras negarse el consistorio a convertir su puesto de eventual a funcionario. Ruipérez, por su parte, se retrotrajo a lo sucedido en 2011 para explicar las razones de su destitución, relacionadas con los desencuentros permanentes con el jefe de la Policía Local, el concejal de Seguridad y el propio alcalde.

Puede que no sean las únicas expulsiones de ediles que Ciudadanos acomete en la Comunidad de Madrid. Los ediles del municipio de Humanes también están siendo objeto de seguimiento para determinar si su actuación merece acabar de la misma forma que lo han hecho los concejales de Arroyomolinos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad