Rubalcaba: “Si Artur Mas quiere romper, nos tendrá enfrente”

stop

EFECTOS DE LA DIADA

Rubalcaba durante la celebración de la Fiesta de la Rosa del PSC

16 de septiembre de 2012 (16:44 CET)

Un apoyo, ¿envenenado? El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha evitado referirse al proyecto federal que le reclama el PSC, agobiado por las presiones del movimiento independentista, y se volcado en alzar un muro contundente contra esa marea soberanista.

Rubalcaba, que ha participado en la Fiesta de la Rosa del PSC, que organiza cada año en Gavà, ha emplazado al PSC a alzar su voz y sus políticas contra los intentos de CiU de iniciar un proceso hacia la independencia de Catalunya.

El líder del PSOE ha sido claro y preciso: “Si Artur Mas quiere dialogar, los socialistas estaremos abiertos al diálogo. Si quiere convivir, nos tiene. Si quiere romper, nos tendrá enfrente", ha advertido al presidente de la Generalitat.

Sin un proyecto federal

La intervención de Rubalcaba no esclarece las cosas para el PSC. En un momento en el que el PSOE y el PSC negocian un protocolo de relaciones en el Congreso. El PSC está de acuerdo con las tesis de Rubalcaba, pero no puede presentarse en Catalunya con una mera fórmula contraria al independentismo. Debe proponer un proyecto alternativo y por ello el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha insistido en reclamar la ayuda del resto de España para caminar, de verdad, hacia un proyecto federal.

“España será federal o no será”, ha asegurado Navarro, ante Rubalcaba.

El secretario general del PSOE, sin embargo, totalmente consciente del problema que supone Catalunya, con una idea muy precisa de cuáles fueron los errores en la negociación de l’Estatut, quiere ser muy prudente. Y no se ha referido en ningún momento a ese proyecto federal que en el resto de España muy pocos dirigentes defienden.

Ese es, precisamente, el drama en estos momentos del PSC.

Contra PP y CiU

Rubalcaba ha preferido interpretar el movimiento soberanista en función de las relaciones entre el PP y CiU. “Quienes han sembrado vientos aquí y en Madrid, están a punto de recoger una fabulosa tempestad", ha afirmado el líder del PSOE, que ha instado tanto a Mas como a Mariano Rajoy a “dejar la tijera y coger la aguja y el hilo para coser la relación que con sus políticas han descosido". Rubalcaba ha reconocido que el sistema de financiación es “mejorable”, pero ha querido recordar que fue el modelo que contó con el apoyo de CiU.

El secretario general del PSOE ha reclamado, en definitiva, que el PSC mantenga el papel que ha ejercido siempre. “Cuando las voces del nacionalismo y el independentismo suenan fuerte, necesitamos una voz fuerte que se alce sin complejos para hablar de diálogo y convivencia", ha precisado, después de incidir en que el PSOE nunca le ha pedido al PSC que "renuncie al catalanismo".

Frente a ello, a Pere Navarro no le ha quedado otra alternativa que la de rechazar el independentismo, pero también el españolismo rancio que, a su juicio, representa el PP. Navarro ha insistido en el federalismo, que sigue sin concretarse en España.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad