Sánchez avanza a los suyos su próxima candidatura al PSOE

stop

El ex líder socialista tiene todo preparado, y podría anunciar su batalla frente a Susana Díaz antes del comité federal del 14 de enero

Manel Manchón

González, Rubalcaba y Almunia durante el congreso del PSOE que eligió a Pedro Sánchez como secretario general del partido. EFE/Luca Piergiovanni
González, Rubalcaba y Almunia durante el congreso del PSOE que eligió a Pedro Sánchez como secretario general del partido. EFE/Luca Piergiovanni

Barcelona, 29 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Pedro Sánchez quiere presentar batalla. Ha tenido dudas en las últimas semanas, pero ha avanzado a los suyos su próxima candidatura al PSOE, que podría anunciar antes del 14 de enero, la fecha que la gestora socialista ha marcado para celebrar el comité federal que debe decidir cuándo convocará el congreso para la elección de su secretario, o secretaria, general.

La reunión en Madrid de una setentena de cargos públicos y orgánicos del partido, de este martes, ha sido decisiva, tras los distintos actos con militantes en las últimas semanas. En contacto con el propio Sánchez, aunque no asistió al encuentro, el ex líder del PSOE comprobó que hay "agua en la piscina", y que puede luchar contra Susana Díaz por el liderazgo, de nuevo, del partido.


Un partido muy tocado

Lo hará con cargos medios y militantes, después de comprobar que su anterior equipo ya no ve nada claro su regreso. Dirigentes como Antonio Hernando o César Luena se han decantado por buscar un consenso con Díaz, mientras que el presidente de la gestora, Javier Fernández, trata de allanar el camino a la presidenta andaluza para que, de hecho, pueda ser la única candidata a la secretaría general.

"Sánchez tiene a la militancia, que sigue sin ver los frutos de ese acuerdo en la práctica con el PP", aseguran fuentes cercanas a Sánchez. El hecho es que la decisión del ex líder socialista puede dejar muy tocado al partido, cuya gestora había previsto que con el paso del tiempo se pudiera diluir su posible candidatura.

Para algunos de los apoyos más estrechos de Sánchez, como el secretario provincial de Valencia, José Luis Ábalos, o la diputada asturiana Adriana Lastra, o el que fuera jefe de gabinete de Sánchez en la sede del PSOE, Juanma Serrano, el mensaje de Sánchez, que difundió a través de su cuenta de twitter, es un mensaje claro de que seguirá hasta el final. "Gratitud inmensa por la confianza. Entre todos/as haremos posible la recuperación del PSOE y de nuestra identidad como socialistas", aseguró.


Sin barones territoriales

Pero Sánchez ya no cuenta con apoyos territoriales de envergadura. Sus aspiraciones pasan por la propia militancia, y estará a la expectativa de que el comité federal apruebe la votación, de nuevo, por primarias, de la elección de su nuevo líder. "No se entendería que ahora, antes de la celebración del congreso, se anulara la votación de los militantes", se afirma.

Anteriores apoyos, los más contundentes, se han quedado silenciados. Es el caso del PSC, que busca un nuevo acomodo con el PSOE, y cuyo primer secretario, Miquel Iceta, ha llegado a un acuerdo político con la gestora de Javier Fernández, a la espera de negociar una nueva relación orgánica. La dirección del PSC, sin embargo, nunca ha dado encargos directos a su militancia para apoyar de forma unánime a los candidatos a la secretaría general. Ha preferido dividir el voto, y apoyar después, sin fisuras, a quien resulte ganador.

La candidatura de Sánchez puede dificultar mucho las opciones de Díaz, que busca ganar tiempo para ser la única candidata. También puede romper la estrategia de la gestora, que cree haber logrado un exitoso equilibrio en su relación con el Gobierno del PP. A falta de que el PNV se incline por apoyar los presupuestos del Ejecutivo de Mariano Rajoy, el PSOE se siente cómodo pactando la subida del salario mínimo, el techo de gasto del presupuesto o el déficit de las comunidades.


Apoyos en Andalucía

El ex secretario general del PSOE puede tener opciones con apoyos, precisamente, que llegan desde Andalucía, como el del poderoso alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), Quico Toscano, o el alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez, que impulsó una recogida de firmas para forzar un congreso inmediato, y que, sin embargo, todavía no ha mostrado. Los dos, por otro lado, han protagonizado una corriente crítica contra Susana Díaz, que manifiesta que la presidenta andaluza también dificultades en su propio territorio.

La gestora está a la expectativa de buscar un tercer hombre, que podría ser Patxi López, aunque todo depende de las negociaciones que sigue protagonizando Alfredo Pérez Rubalcaba, según distintas fuentes, para lograr el máximo consenso sobre un nombre, que, en caso de que no sea Susana Díaz, podría lograr Eduardo Madina.

Las fuentes consultadas aseguran que Pedro Sánchez se ha visto envalentonado también al presenciar la batalla interna de Podemos, entre Iñigo Errejón y Pablo Iglesias, por lo que se ve con opciones para retomar el poder en el PSOE.

Todo se conocerá, en todo caso, "en muy pocas semanas, porque la militancia quiere organizarse ya". Según un dirigente socialista, si Sánchez va a primarias, "tiene muchas posibilidades de ganar", y de eso es consciente tanto la gestora socialista como la propia Susana Díaz.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad