Los reyes, Felipe y Letizia, la princesa Leonor y la infanta saludan a la ministra de Igualdad, Irene Montero, en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso que acoge este lunes la sesión solemne de la apertura de la XIV Legislatura. EFE/J.J. Guillén POO

Sánchez mantuvo a Podemos al margen de la negociación con el Rey

stop

Irene Montero asegura que sus ministros desconocían las conversaciones entre Moncloa y Zarzuela para la salida de España del monarca emérito

Economía Digital

Los reyes, Felipe y Letizia, la princesa Leonor y la infanta saludan a la ministra de Igualdad, Irene Montero, en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso que acoge este lunes la sesión solemne de la apertura de la XIV Legislatura. EFE/J.J. Guillén POO

Barcelona, 04 de agosto de 2020 (13:24 CET)

Podemos salió el lunes en tromba contra el Rey emérito por su marcha de España rodeada de sospechas de enriquecimiento ilícito. Tanto cargos de la formación como sus ministros en el Gobierno criticaron el traslado del monarca que, aseguraron, se negoció a sus espaldas entre el PSOE y la Casa Real. “Esta decisión no la ha tomado el Ejecutivo de coalición”, sostuvo este martes la ministra de Igualdad, Irene Montero.

En una entrevista en la Cadena Ser, Montero aseguró que los ministros de Unidas Podemos desconocían las negociaciones entre Moncloa y Zarzuela para definir la salida de España de Juan Carlos I y el comunicado de la Casa Real. “Puede ser que haya sido el PSOE desde Moncloa”, advirtió.

La ministra avisó que los movimientos socialistas se discutirán en el seno del Gobierno de coalición y evitó hablar de deslealtad. “Desde luego no es una decisión que se haya tomado en el Gobierno, respeto las decisiones del PSOE pero no es una decisión que haya tomado el Gobierno de coalición”, subrayó.

Montero no dudó en calificar la “huida” del Rey de “indigna” tras la sospecha de que haya cobrado comisiones procedentes de Arabia Saudí por interceder en la construcción del AVE a La Meca. “Todo el mundo interpreta que su salida tiene que ver con intentar eludir la acción de la justicia”.

"Este movimiento afecta a toda la institución", alertó, tratando de mezclar a Felipe VI con su padre. "La deja en una situación comprometida". Y zanjó: "Creo que lo lógico y razonable y lo que se espera en el siglo XXI es que cualquier persona que haya cometido actos de corrupción cumpla ante su país y ante la Justicia”.

Iglesias se agarra a los escándalos del monarca

Las declaraciones de Irene Montero se suman a las del vicepresidente Pablo Iglesias, que el lunes ya prometía guerra. "Un gobierno democrático no puede mirar hacia otro lado ni mucho menos justificar o saludar comportamientos que socavan la dignidad de una institución clave como es la Jefatura del Estado y que son un fraude a la Justicia", dijo en Twitter.

La formación morada, en declive electoral, ha encontrado en los escándalos del Rey Juan Carlos I una balón de oxígeno para agrietar al PSOE, que siempre ha defendido la "ejemplaridad" de Felipe VI.

Por ello,  la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, incluso fue más allá y dio pistas sobre la que puede ser la estrategia en los próximos meses: "La corrupción debe someterse a juicio. Y el apoyo a la monarquía, a referéndum. Referéndum sobre la república, ya", pidió.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad