El presidente del Gobierno, el ministro de Transporte el ministro de Sanidad, el ministro del y la ministra de Defensa durante la videoconferencia con los presidentes de Comunidades Autónomas el domingo 29 de marzo. Foto: Efe

Sánchez reconoce el retraso en la entrega de material sanitario

stop

El presidente echa la culpa a la saturación de la demanda existente en los mercados internacionales

Lorena Martín

El presidente del Gobierno, el ministro de Transporte el ministro de Sanidad, el ministro del y la ministra de Defensa durante la videoconferencia con los presidentes de Comunidades Autónomas el domingo 29 de marzo. Foto: Efe

Barcelona, 29 de marzo de 2020 (18:27 CET)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido a los presidentes de las Comunidades Autónomas (CCAA) este domingo que el material para afrontar la pandemia del coronavirus “va con cierto retraso”. Un material imprescindible para los hospitales saturados en guerra con el virus. A la vez insiste en que el problema no es solo de España, sino que ocurre lo mismo de forma generalizada en toda Europa.

A pesar de esto, el presidente ha querido iniciar la videoconferencia con las CCAA con frases alentadoras como que "hay datos que invitan a la esperanza" a raíz de las medidas de confinamiento adoptadas hace ya dos semanas y que ahora se reforzarán con vistas a los próximos once días. Sánchez también ha explicado a los líderes autonómicos los mismos argumentos que dio el sábado en su comparecencia pública. 

La queja por el retraso del material había sido reiterada por parte de los presidentes autonómicos la semana pasada. Se trató de una crítica práctiamente unánime, de hecho. Ahora ha sido Sánchez quien ha admitido que esto es así, que la entrega del material de protección, de mascarillas y respiradores está yendo con más retraso del esperado debido a la saturación de demanda que hay en los mercados internacionales de estos productos.

Reacciones a las nuevas medidas de confinamiento

Algunos de los presidentes autonómicos en la reunión han aprovechado para expresar su malestar con las medidas de restricción de movilidad y del cierre de actividades no esenciales anunciada por el presidente y aprobada este domingo por el Consejo de Ministros. Iñigo Urkullu, presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), no esperó hasta entonces sino que se lo hizo saber el mismo sábado por la noche. Además, le pidió a Sánchez que sean las autonomías las que unilateralmente procedan al cierre de lo que no es esencial.

El lehendakari vasco ha afirmado durante la reciente reunión que "el empleo, la economía y el futuro se enfrentan a un panorama peor", tras la resolución. También ha reclamado medidas complementarias "para apoyar al sector industrial y compensar el grave impacto en el empleo y en la actividad productiva que va a tener la decisión de cierre adoptada".

Tras asegurar que "colaboración y cooperación, no son imposición", ha pedido "lealtad recíproca", y ha considerado que había otras opciones "menos lesivas" que ofrecían "mejor balance". Por ello, ha instado a Sánchez a que "corrija la distorsión" que supone comunicarles decisiones "consumadas" y le ha trasladado que es "contraproducente una aplicación uniforme" de las restricciones.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad