En la imagen, unos bloques de pisos.

Sánchez sigue con los decretos de última hora: ahora toca el alquiler

stop

El Ejecutivo negocia con Podemos el decreto del alquiler para aprobarlo antes de las elecciones generales

Madrid, 27 de febrero de 2019 (10:05 CET)

Las elecciones están cada vez más cerca y el Gobierno quiere dejar atadas algunas de sus reformas antes de someterse al voto popular. Así, entre las medidas que prepara, y que espera aprobar mediante decretos ley, está la reforma de los alquileres.

Esta medida ya fue devuelta en enero por el rechazo de Podemos, pero ahora el Ejecutivo la vuelve a intentar recuperar, según publica El País. Así, el Gobierno y el partido de Pablo Iglesias ultiman un pacto que incluiría la garantía de que los alquileres no pueden subir más del IPC en los cinco años de contrato.

También preparan un mecanismo para elaborar un índice de precios, lo que abre la puerta a que las comunidades puedan posteriormente usarlo para limitar las subidas de los alquileres. En el borrador del texto se explica que las comunidades podrían usar esos índices "a los efectos de diseñar sus propias políticas".

Para que el decreto del alquiler salga adelante el Ejecutivo necesita el apoyo de los partidos que apoyaron la moción de censura a Rajoy

También se detallará mejor la garantía para que sean los propietarios y no los inquilinos quienes paguen los honorarios de la inmobiliaria siempre que sean empresas y no particulares.

La negociación del decreto de alquileres parece estar muy avanzada. El secretario de Estado de Fomento, Pedro Saura, y Rafa Mayoral, de Podemos, se han reunido dos veces en la última semana para que el nuevo decreto pueda estar listo para aprobarlo el viernes.

No obstante, para que salga adelante necesitan el apoyo de otros grupos. El Ejecutivo necesita el apoyo de la mayoría formada alrededor de la moción de censura. Si cualquiera de los grupos se cae de ese apoyo, el decreto no saldrá.

El Ejecutivo aprueba medidas de última hora

El Gobierno aprovecha los últimos momentos para sacar adelante varios decretos de contenido social antes de las elecciones. Así, anunció el martes que tiene ultimada una gran oferta de empleo público para finales de marzo, la mayor hasta la fecha.

Este sería incuso superior al del año pasado cuando la oferta fue de 30.844 plazas públicas. El Gobierno, al que la oposición critica por electoralista, argumenta que esta oferta la pensaba lanzar en mayo.

También la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, comentó que se aprobará otro decreto para actualizar las entregas a cuenta del sistema de financiación de las comunidades para que puedan recibir en torno a unos 6.900 millones más de recursos durante este año.

También el viernes está previsto llevar un decreto con “medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación”. 

Su contenido incluirá la obligación de que las empresas de más de 50 trabajadores tengan planes de igualdad y se registren en el Ministerio de Trabajo, permisos de 16 semanas para padres y madres después del nacimiento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad