El president de la Generalitat, Quim Torra. /EFE/AD

Torra desobedece a la juez y mantiene el confinamiento de Lleida

stop

La Generalitat hace oídos sordos a la juez que levantó el confinamiento de Lleida y su comarca

Barcelona, 13 de julio de 2020 (11:44 CET)

El gobierno de Quim Torra hace oídos sordos a la decisión de una juez de Lleida de paralizar el confinamiento de esta ciudad y su comarca. En una rueda de prensa, Torra ha manifestado este lunes que no está de acuerdo con la decisión judicial, que mantendrá el confinamiento y aceptará las consecuencias de incumplir la resolución.

Torra no reconoce la decisión judicial. Esta misma tarde, el gobierno catalán se reunirá para aprobar un decreto ley para dar cobertura legal al confinamiento de Lleida y de siete municipios vecinos.

En un tono durísimo, Torra indicó que no pueden esperar las “formalidades” de un juzgado para aplicar medidas en favor de la salud de los ciudadanos. “Un juzgado no nos impedirá protegerá la salud”, recalcó.

Ante esta situación. Indicó que el gobierno de la Generalitat aprobará en la tarde de este lunes un decreto ley para actuar con “toda la contundencia necesaria”. Este decreto definirá las posibles actuaciones para contener la pandemia de coronavirus, incluida la libertad de movimiento.

Recordó que los jueces solo han actuado en el caso de Lleida cuando, con motivo de las elecciones vascas y gallegas de este domingo, incluso se restringió el derecho de voto en algunas de sus localidades.

Derecho a la salud

En el mismo tono, el vicepresidente económico de la Generalitat, el republicano Pere Aragonès, insistió en que tomarán las medidas que consideren necesarias para proteger la salud de los ciudadanos. Al contrario de los dispuesto en la resolución judicial, subrayó que la potestad es del gobierno catalán.

“Ningún criterio pasa por delante del derecho a la vida y a la salud. Con los datos que tengamos en cada momento, tomaremos decisiones sanitarias y también en el ámbito económico”, indicó Aragonès. Anunció que destinarán cuatro millones de euros del fondo de contingencia para los sectores más afectados del Segrià.

Por su parte, Torra insisitió en que lo que les “marca el camino” son las decisiones de los expertos y no las decisiones judiciales. Afirmó que, al inicio de la pandemia, decidieron confinar Igualada, de la misma manera que ahora lo han hecho con Lleida y municipios de su entorno y lo pueden repetir donde consideren con el objetico de contener los contagios.

“No queremos entrar en el juego de zancadillas judiciales porque anem per feina (al grano)”. Reiteró que aceptará las consecuencias que se deriven del incumplimiento de la resolución de la juez de Lleida. Torra está pendiente de que se ejecute la sentencia de inhabilitación por el caso de la pancarta del lazo amarillo.

Este lunes, algunos comercios de Lleida siguieron las indicaciones de la Generalitat y, otros, la de la juez. Muchos comerciantes mostraron su indignación a los medios locales porque no sabían a que atenerse.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad