Trump elige al consejero delegado de Exxon como jefe de la diplomacia

stop

Rex W. Tillerson ha sido designado para ocupar la secretaría de Estado. Sus buenas relaciones con el gobierno de Putin han sido claves

Rex W. Tillerson, consejero delegado de ExxonMobil en el foro de Davos. / EFE

Barcelona, 11 de diciembre de 2016 (10:09 CET)

La diplomacia de los Estados Unidos estará a cargo de un magnate petrolero. Rex W. Tillerson, máximo responsable de ExxonMobil, la mayor petrolera de Estados Unidos, fue elegido por Donald Trump como futuro secretario de Estado, en una terna de candidatos en la que se encontraban el excandidato republicano Mitt Romney y el exembajador ante la ONU John Bolton.

Según el New York Times, Tillerson tuvo un fuerte respaldo por parte de líderes empresariales norteamericanos con los que Trump está manteniendo consultas estas semanas. El futuro presidente ya ha mantenido dos reuniones con Tillerson: el martes y el sábado, esta última en el edificio de la Quinta Avenida de Nueva York donde vive el millonario, y en donde ha establecido su cuartel de operaciones.

El exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani también había sido tentado para el cargo, pero anunció que prefería no volver a la función pública y seguir trabajando en el sector privado.

Tillerson, de 64 años, es consejero delegado de Exxon desde el 2006 y tiene fluidos contactos con líderes y presidentes de los países más importantes del mundo, entre ellos Rusia; una relación que pasa por un momento delicado pero Trump quiere recomponerlas a base de la cercanía que, según ha dicho, siente por la política de Vladimir Putin.

El nombramiento del secretario de Estado no es directo: tras la decisión del presidente tiene que ser confirmado por el Senado de Estados Unidos. Trump todavía no ha oficializado el nombramiento, y dijo que los anuncios llegarán a lo largo de la próxima semana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad