Uno de los terroristas huyó con vida y podría estar en España

stop

La Policía ha detenido a siete personas en Francia y a otras cinco en Bélgica y ha identificado a tres de los siete terroristas muertos

La Policía francesa publica la identidad de un sospechoso a la fuga que podría estar en España.

en Barcelona, 15 de noviembre de 2015 (20:29 CET)

La Policía francesa ha pedido la colaboración de la española para capturar a Salah Abdeslam, el octavo terrorista, que huyó con vida tras participar en la masacre del viernes en París y que podría haber cruzado la frontera para ocultarse en España.

Se trata de un joven nacido en Bruselas en 1989, cuya fotografía ha sido distribuida por la Policía para facilitar su localización. Salah sería hermano de otros dos de los terroristas, uno fue detenido por la Policía belga y está siendo interrogado. El otro murió el mismo viernes por la noche tras los ataques, que ya se han cobrado 132 víctimas oficiales y más de 300 heridos de los que un centenar está en estado muy grave.

Siete terroristas muertos

 Siete de los terroristas, entre ellos ese hermano de Salah, fallecieron después de cometer los sangrientos atentados. Seis de ellos se inmolaron y el séptimo fue abatido por agentes de los cuerpos de seguridad franceses.

Uno de los terroristas fue identificado gracias a que en la discoteca Bataclan, donde tuvo lugar el ataque más cruento y mortífero, se encontró parte de uno de sus dedos. Se trata de Ismael Omar Mastefei, nacido en Francia. La Policía también ha identificado a otros dos de los terroristas muertos, se trata de dos hombres de 20 y 31 años, cuya identidad todavía no se ha hecho publica.

Siete detenidos en Francia

La Policía francés ha detenido a siete personas del entorno de Mastefei a las que está interrogando. Entre los detenidos se encuentran el padre y el hermano del terrorista muerto. La Policía quiere saber si estuvieron implicado a al corriente de los planes homicidas de Mastefei.

Además, la Policía belga ha detenido a cinco personas. Uno de los detenidos fue el encargado de alquilar un coche, un Polo negro, que los terrorista utilizaron para desplazarse al lugar de los atentados. Se trata de un hombre de nacionalidad francesa y residente en Bélgica. La Policía logró dar con él y lo detuvo junto a otras cuatro personas.

Alargar el estado de emergencia

Las fuerzas de seguridad encontraron también el domingo por la mañana un segundo vehículo utilizado por los terroristas para cometer sus crímenes. Es un Seat León negro que fue abandonado a las afueras de París y que contenía en su interior varios kalashikov.

Mientras continúan las pesquisas policiales y París trata de volver a la normalidad, el presidente francés, François Hollande, ha anunciado que planea mantener el máximo nivel de seguridad, por eso pedirá en el Parlamento que el actual estado de emergencia, que ha supuesto el despliegue de militares por las calles de la ciudad y el cierre de lugares públicos, se alargue por lo menos durante tres meses más.   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad