Iván Espinosa de los Monteros y Santiago Abascal en el Congreso de los Diputados, el 29 de julio de 2020, día en el que Vox anunció una moción de censura contra Pedro Sánchez | EFE/EN

Vox sigue los pasos de Podemos con una moción de censura fracasada

stop

Santiago Abascal augura una moción de censura contra Pedro Sánchez en septiembre, pero no cuenta con el apoyo del PP

Alessandro Solís

Economía Digital

Iván Espinosa de los Monteros y Santiago Abascal en el Congreso de los Diputados, el 29 de julio de 2020, día en el que Vox anunció una moción de censura contra Pedro Sánchez | EFE/EN

Barcelona, 29 de julio de 2020 (13:23 CET)

España afrontará en septiembre su tercera moción de censura en menos de un lustro. Esta vez será Vox la formación que pedirá la cabeza del presidente del Gobierno, según ha anunciado este miércoles Santiago Abascal, que presentará la iniciativa en el Congreso de los Diputados en septiembre.

No obstante, la falta de apoyos (el PP ha salido inmediatamente a rechazar la propuesta) vaticina un fracaso peor que el de Podemos en abril de 2017, cuando Pablo Iglesias apenas consiguió 82 votos para sustituir al entonces jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Si Vox finalmente pone en marcha la iniciativa, se tratará de la quinta vez que el Congreso debate una moción de censura, siendo la victoria de Pedro Sánchez en junio de 2018 la única vez que el instrumento ha prosperado en la democracia. Los 52 diputados del partido de Abascal son, naturalmente, insuficientes para sacar a Sánchez e Iglesias de La Moncloa, y si lograse sumar los 88 escaños del PP tampoco alcanzaría la mayoría. Para Pablo Casado, el planteamiento de Vox más bien amenaza con dar más fuerza al PSOE y Unidas Podemos.

En una intervención en el Congreso, Abascal ha advertido de que los españoles "no pueden esperar más" para cambiar de Ejecutivo, y se ha dirigido a Casado para implorar: "Evitemos lo peor y devolvamos la voz al pueblo español". Según el líder de la tercera fuerza del hemiciclo, si el gobierno de coalición sigue en pie el próximo otoño los españoles serán "de nuevo los campeos de la epidemia y de la ruina", puesto que Sánchez no solo ha liderado una mala gestión de la emergencia sanitaria sino que también está siendo protagonista del "peor rebrote".

Siempre dirigiéndose al PP, Abascal ha pedido evitar "estrategias y tácticas políticas" que dinamiten la moción de censura. "El desastre de su gestión aún no ha tocado fin", ha dicho a Sánchez, a quien ha advertido de que no "se le ocurra" volver a decretar un confinamiento. "No se les ocurra volver a encerrarnos porque no se lo vamos a permitir", ha señalado, en virtud de los distintos rebrotes de coronavirus que se están detectado en España.

PP se desmarca

La respuesta del PP ha sido un "no" automático. El secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ha rechazado la moción de censura de Vox porque considera que es una "maniobra de distracción" que "refuerza" al PSOE. "Moción de censura post vacacional para salvar al soldado Sánchez", ha ironizado, añadiendo que su partido "estará siempre en lo importante: salvar vidas y empleos". "No cuenten con nosotros", ha zanjado el número dos de Casado, directamente convirtiendo en anecdótica la iniciativa de Abascal.

Otros representantes del PP han sido todavía más duras con Vox. "Vox al servicio del PSOE siempre", ha reprochado la diputada Ana Belén Vázquez, mientras que su compañera Rosa Montero ha calificado de "tremendo error" la propuesta porque "no hay una mayoría" y, por lo tanto, "lo único que se hará es ofrecer a Sánchez un balón de oxígeno". La secretaria general del Grupo Popular en el Senado, Salomé Pradas, ha añadido que la prioridad ahora mismo es "salvar vidas y empleos de los españoles, no a Sánchez".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad