A Colau le gusta Madrid: el 60% de sus viajes son a la capital

La agenda de la alcaldesa de Barcelona está marcada por su actividad institucional y numerosas apariciones en medios de comunicación como La Sexta

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, a las puertas del Congreso de los Diputados / EFE

Ada Colau afronta la recta final de su segundo mandato en el ayuntamiento de Barcelona con los principales sectores económicos de la ciudad en contra y el aumento de la presión de los colectivos vecinales. Según datos de la oficina municipal de estadísticas, unos 130.000 barceloneses y barcelonesas han salido de la capital catalana, principalmente hacia los municipios de las cercanías, por la falta de recursos para adquirir o alquilar una vivienda. 

Precisamente este ámbito es el protagonista del último anuncio preelectoral de Colau. Junto al PSC, en un organismo supramunicipal de gran presupuesto como es el Área Metropolitana de Barcelona, la alcaldesa ha impulsado una inversión de 200 millones de euros para levantar 1.100 viviendas de protección oficial. 

Los movimientos de Ada Colau también se entienden para mantener bajo control a su rival en el seno del gobierno municipal, Jaume Collboni, y minimizar las constantes críticas de Ernest Maragall (ERC), otro de sus grandes rivales en las elecciones del 2023. Más allá de la partida en Barcelona, la líder de los comunes también juega su particular combate fuera de Cataluña. 

Madrid, la destinación predilecta de Colau

Desde su llegada al poder institucional, en junio del 2015, Ada Colau ha realizado un total de 75 viajes, fuera de Cataluña y con un coste global de 45.000 euros. El 60% de los movimientos (45) han tenido como destinación final la ciudad de Madrid. En la etapa 2015-2019, la relación de las ciudades se afianzó por la presencia de Manuela Carmena en el Palacio de Cibeles. 

Las relaciones con las administraciones del Estado, por materias como la vivienda o los derechos sociales, o reuniones vinculadas a organizaciones no gubernamentales, han ocupado gran parte de la agenda pública de la alcaldesa de Barcelona en Madrid, desde hace siete años. 

En paralelo, Colau ha cogido el AVE para aparecer en medios de comunicación de ámbito estatal. La Sexta es una de las cadenas predilectas de la alcaldesa. Dicha cadena ha entrevistado a Ada Colau hasta 14 veces, repartidas en los siguientes programas: El Intermedio, La Sexta Noche o El Objetivo. Su viaje por los medios se completa con presencias testimoniales en Cuatro, Telecinco y Televisión Española. 

Visitas a los presos independentistas 

A cargo del erario público, entre 2018 y 2019, Ada Colau viajó a Madrid para visitar a una parte de los presos independentistas (Dolors Bassa, Carme Forcadell, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Quim Forn), en ese momento pendientes de ser juzgados en el Tribunal Supremo por los hechos del Procés. De hecho, en el citado juicio, la alcaldesa fue citada a declarar en calidad de testigo. 

Además de la capital española, Colau y su equipo de confianza han recorrido otras grandes ciudades del mundo: Milán, Copenhague, París, Nueva York, Roma, Londres, Bruselas, Glasgow, Durban o Medellín. Puntos de encuentro para foros de debate climático, económico o el papel de la mujer.

En el portal de transparencia del Ayuntamiento de Barcelona, Ada Colau presume de viajar en clase turista y, a la vez, no utilizar el avión para trayectos inferiores a 1.000 kilómetros. Sin dejar el ámbito de la movilidad, el consistorio apunta que en los desplazamientos de la alcaldesa por Barcelona se combina el transporte público y un vehículo municipal, de alquiler, por razones de seguridad.

138.000 euros para los viajes de regidores

El gobierno de Barcelona en Comú y PSC ha destinado 138.000 euros a los viajes de los regidores y regidoras, así como los comisionados. Bajo este paraguas, desde el año 2019 se han hecho un total de 185 movimientos. En el inicio del segundo mandato de Colau, la lista se enfiló hasta los 46 viajes. 

Con la llegada de la pandemia, los viajes se redujeron a la mitad, en favor de las herramientas telemáticas para realizar la actividad institucional. A partir del levantamiento de las restricciones COVID, los ediles y altos cargos han vuelto a niveles prepandémicos: 83 viajes (2021) y 29 (2022). 

La mayoría de los desplazamientos son para representar Barcelona en organismos internacionales. Los citados cargos municipales suelen asistir a reuniones preparatorias, de carácter técnico, de futuros encuentros de gran calado institucional, en las que ya sí suele participar la alcaldesa.