Abascal marca las líneas de Vox de cara a las próximas elecciones

El líder de Vox presenta su 'Agenda España' para contrarrestar a la 'Agenda 2030' del Gobierno y fija los pilares para una próxima gobernabilidad

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha presentado ests domingo la "Agenda España", en el acto de cierre de "Viva 21. La España en pié" en el recinto de IFEMA, en Madrid. EFE/David Fernández

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha presentado ests domingo la “Agenda España”, en el acto de cierre de “Viva 21. La España en pié” en el recinto de IFEMA, en Madrid. EFE/David Fernández

Vox se apunta a la precampaña electoral y también a la celebración de su propio ‘macroevento’ denominado ‘Viva21’. Un acto celebrado este fin semana en Madrid que contó con parte festiva dedicado a las familias y parte política con discursos de los principales dirigentes del partido y también con líderes internacionales de ‘partidos hermanos’.

Todo para organizar a los suyos, movilizar a los afiliados y marcar las próximas líneas del partido, como ya han hecho otras formaciones como el PP y el próximo fin de semana lo hará el PSOE.

Santiago Abascal marcó este domingo el rumbo a seguir presentando la ‘Agenda España’ que consta de 20 puntos, alejados de la ‘Agenda 2030’ de Naciones Unidas que presenta el Gobierno de coalición y, por supuesto, de la ‘Agenda 2050’ de Pedro Sánchez.

Santiago Abascal habla de “unidad entre españoles, de la unidad de España, de empleo y salarios dignos, de educación en libertad, de acceso a la vivienda, del producido en España, de salud, de protección social a los españoles, de la fiscalidad para la prosperidad y de seguridad y defensa”.

Pero también de “inmigración e identidad nacional, de la España verde, de la reindustrialización y soberanía energética, de la despolitización de la Justicia, de Unión Europea, iberosfera, España rural, Libertad de expresión, perspectiva de familia y dignidad humana”.

Detrás de estos 20 desafíos se encuentra el trabajo de los 52 diputados de Vox en el Congreso y recopilan las medidas que ha venido defendiendo siempre el partido en cada uno de sus mítines, actos o intervenciones en el Congreso y parlamentos autonómicos.

Rearme en el exterior

Pero más allá del rearme ideológico y político se encuentra el rearme en el exterior. Ese que nadie está viendo porque requiere más de un trabajo de ‘hormiga’ pero que, según ha podido saber Economía Digital, Vox está cubriendo sin prisa pero sin pausa.

En un frontal del recinto de la feria de Madrid (IFEMA), casi a la entrada, se encontraban las carpas de Vox en el exterior. 44 coordinadores representan en estos momentos a Vox en 39 países, entre ellos Alemania, Andorra, Arabia Saudí, Finlandia, Francia, Malasia, Tailandia, Venezuela, Polonia, Perú o Japón.

Para el acto que celebró Vox este fin de semana llegaron afiliados de Colombia, Perú o Washington dispuestos a colaborar con el partido y con el billete y el viaje pagado de sus bolsillos. “Estamos llevando Vox a todos los países del mundo”, explican el área de internacional del partido.

Programa de Vox en el exterior. Foto: Vox

Estos coordinadores, explican a Economía Digital, movilizan a su vez a voluntarios de Vox para generar a sus afiliados en todos los países. También “ayudan a identificar a los políticos y a los partidos que puedan tener puntos en común con Vox y a tender puentes con ellos”, señalan.

El partido también cuenta con 120 colaboradores por todo el mundo, cuyo trabajo consiste en crear un equipo para distribuir las tareas de todos los afiliados.

Desde Vox desvelan que “con esta presencia llegamos al 84% de los 2.618.592 españoles residentes fuera de España”. En la actualidad ya hay 68 países donde Vox tiene afiliados, entre ellos Republica Dominica, Brasil, Israel, lituania o Filipinas. Para Vox no existe cuenta atrás de cara a las elecciones en su rearme internacional.

En la formación priorizan modificar el voto rogado para que las papeletas lleguen en tiempo y forma a los respectivos países y así hacer que su voto también cuente. Mientras, la formación de Santiago Abascal sigue en el rearme ideológico por tierra, mar y también aire para no tener que depender del PP y aplicar su proyecto en España.