Alemania detecta 31 nuevos casos de trombosis y nueve muertes en vacunados con Astrazeneca

La pesadilla de Astrazeneca no acaba: Alemania y Canadá vuelven a alertar de posibles riesgos de su vacuna contra la Covid-19 en algunos colectivos

La historia parece volverse a repetir. La alarma en torno a la vacuna contra la Covid-19 desarrollada entre Astrazeneca y la Universidad de Oxford no cesa. Alemania ha detectado 31 nuevos casos de trombosis entre personas que han recibido esta vacuna, que según las autoridades han dejado al menos nueve fallecidos en el país.

El regulador alemán de las vacunas, el Instituto Paul Ehrlich, ha confirmado los casos de coágulos de sangre en el cerebro este martes. Siete de las nueve personas fallecidas eran mujeres de entre 20 y 63 años, y los otros dos eran hombres de 36 y 57 años. Este lunes, los hospitales estatales de Berlín decidieron dejar de administrarla a menores de 55 años.

Asimismo, Canadá ha paralizado la vacunación con Astrazeneca en personas menores de 55 años hasta que no haya un nuevo estudio que explique los riesgos y beneficios del fármaco basándose en la edad y el género. No obstante, en el país norteamericano no se ha detectado ningún caso de trombos en vacunados con este fármaco.

Por lo que se conoce en este momento, existe una incertidumbre sustancial sobre el beneficio de proporcionar la vacuna de Covid-19 de Astrazeneca a adultos menores de 55 años“, dijo el Consejo Asesor Nacional de Inmunizaciones de Canadá, informado por los casos en Europa. El país ha administrado más de 300.000 dosis de la vacuna hasta ahora.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró el pasado 18 de marzo que la vacuna de Astrazeneca “no está asociada con el crecimiento de casos” de trombosis y que más bien está “beneficiando y protegiendo” a los ciudadanos de la Covid-19. El regulador europeo entienden que son más los beneficios que los riesgos de administrarla.

“Un paso necesario”

La confirmación del regulador alemán de las vacunas, este martes, ha tenido lugar pocas horas después de que dos grupos de hospitales estatales de Berlín suspendieran la vacunación con Astrazeneca en sanitarias menores de 55 años, puesto que este es el grupo en el que se han registrado más complicaciones en ese país.

Este paso es necesario porque, mientras tanto, se han conocido más trombosis venosas cerebrales en mujeres en Alemania“, ha defendido una portavoz. Los responsables de estos centros de salud han aclarado que no han detectado trombos entre los vacunados en sus inmediaciones, pero han tomado la medida por precaución.

Los estados de Berlín, Brandenburgo y Múnich posteriormente comunicaron que la suspensión de la vacuna en menores de 60 años. El comité de vacunación de Alemania recomendará a las autoridades usarla solo en mayores de 60 años, y el ministro de Salud, Jens Spahn, se reunirá con los consejeros regionales del ramo para discutir el asunto este martes.

Muchos países europeos suspendieron la vacuna de Astrazeneca durante varios días mientras la EMA informaba de la situación. Casi todos han retomado la vacunación con este producto, pero Francia fue el único que decidió no administrarla a menores de 55 años en vista de que las complicaciones afectan mayoritariamente a este grupo de edad.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.