Aragonès instrumentaliza la sesión de control para presionar a Junts con la formación de Govern

El vicepresidente con funciones de presidente urge a un pacto "sin excusas" y liga su investidura a la recuperación económica

El vicepresidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, durante el pleno del Parlament que se celebra este jueves, en el que, más de un año después del último pleno antes de la pandemia de covid, los 135 diputados han vuelto al hemiciclo para celebrar una sesión plenaria, en la que el Govern se ha sometido a una sesión de control. EFE/Enric Fontcuberta

Esquerra Republicana marca perfil ante Junts para la formación de Govern. El vicepresidente con funciones de presidente, Pere Aragonès, ha instado a formar un Govern “lo más pronto posible” para hacer frente a las problemáticas sociales y económicas derivadas de la pandemia.

“Un Govern con todas las funciones para afrontar la reconstrucción y los proyectos de vida de centenares de miles de personas”. Aragonès ha respondido así al diputado de su partido Josep Maria Jové, miembro del equipo negociador por parte de ERC para desvincularse de la situación.

Jové ha urgido a Junts a cerrar cuanto antes un acuerdo que permita la investidura de Aragonès: “Esta semana mejor que la que viene”, ya que a su juicio “no valen excusas” ni se puede “perder más el tiempo”. El próximo 26 de mayo expira el plazo para investir a un nuevo presidente, y evitar así la repetición de las elecciones en Cataluña.

Illa: un Govern “inoperante, ausente e irrelevante”

Aragonès también ha mantenido un enfrentamiento por esta cuestión con el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa. El parlamentario socialista le ha lamentado la parálisis “inoperante, ausente e irrelevante” de un Govern que lleva meses en funciones.

El presidente interino ha apelado a la mayoría parlamentaria y en votos que ahora mismo ostentan ERC, Junts y la CUP: “Cumplir con el resultado de las elecciones, cumplir con la mayoría absoluta en votos y escaños”. Además, le ha preguntado a Illa cómo espera ser presidente si alguien más además de su grupo está dispuesto.

Una negociación encallada

Junts y ERC siguen con las negociaciones, y ahora empiezan a avanzar con la negociación de Govern. Los posconvergentes y los republicanos se reunieron el pasado martes en Lledoners, en cuya reunión el partido de Carles Puigdemont postergó cualquier investidura hasta después del congreso de la formación, previsto para los días 7 y 8 de mayo.

ERC aprieta a Junts para un Govern. Los republicanos dieron un ultimátum al partido de Carles Puigdemont para llegar a un acuerdo: el próximo 1 de mayo. La señalada cita se acerca sin que parezca que nada vaya a cambiar, y sin que el partido de Pere Aragonès se plantee cualquier giro que no pase por pactar con los posconvergentes.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña